EEUU: Tres muertos por las fuertes tormentas de nieve en la costa este

Mundo

Al menos tres personas murieron a raíz de las tormentas de nieve más fuertes que se hayan registrado en los últimos años en la costa este de Estados Unidos.

Buena parte de la región quedó paralizada, incluyendo la capital, Washington, y las tormentas obligaron a declarar el estado de emergencia en varios estados.

La zona más afectada hasta el momento es la de Virginia, donde las fuerzas de rescate ya debieron actuar el viernes por la noche a raíz de cientos de accidentes de tránsito. Fue también allí donde murieron las tres personas.

"Cientos de conductores están encerrados en las calles tapadas de nieve", afirmó un colaborador del centro de crisis de Virginia a la emisora CNN. Ante los pronósticos de que se produzcan más tormentas, instó a que la gente permaneciera en sus casas.

Tanto en Virginia como en los estados limítrofes de Virginia Occidental y Maryland, los rescatistas no dieron abasto. Miles de personas no tenían electricidad debido a que los árboles se desplomaron por el peso de la nieve y cayeron sobre los postes de conducción de corriente.

En los aeropuertos podían verse numerosos pasajeros en espera. Cientos de vuelos ya habían sido suspendidos hasta el domingo. Además, algunas aerolíneas habían ofrecido a sus pasajeros el viernes que cambiaran sus vuelos.

El presidente Barack Obama logró llegar justo a tiempo de regreso de Copenhague. Aterrizó en el aeropuerto militar Andrews Air Force Base de Maryland esta mañana. El lugar también estaba cubierto de nieve.

A continuación, Obama se trasladó a la Casa Blanca, pero no como suele hacerlo, en helicóptero, sino por tierra.

En Washington y sus alrededores, el sistema ferroviario se ve ante serias dificultades porque la nieve bloquea las vías.

Desde Carolina del Norte a Pennsylvania, varios estados quedaron tapados por una capa de nieve de hasta un metro de espesor. El servicio meteorológico emitió alertas de nieve para toda la región.

"Todo indica que es la mayor tormenta desde hace años", señaló el alcalde de Washington, Adrian Fenty, que declaró el estado de emergencia en la capital, que se estima tendrá vigencia hasta el domingo por la noche.

La mayor parte de aeropuertos de la zona permanecen cerrados debido al caos desatado por la nieve. Los vuelos desde y hacia Washington quedaron cancelados.

También las metrópolis de Baltimore y Filadelfia se vieron muy afectadas. Las escuelas y universidades tuvieron que cerrar. En regiones agrícolas decenas de miles de personas quedaron sin electricidad.

Dejá tu comentario