Janet Yellen habló de "catástrofe económica" si el Congreso de EEUU no aumenta el límite de deuda

Mundo

En una entrevista, advirtió al Capitolio que de no elevar el techo de la deuda "el gobierno federal no podrá pagar sus facturas".

La secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen pidió este domingo nuevamente al Capitolio que aumente el límite del techo de la deuda porque de lo contrario se corre el riesgo de "sumergirnos en una crisis financiera".

En una columna de opinión publicada hoy en el diario financiero The Wall Street Journal de Nueva York, Yellen advirtió que si no se aprueba un aumento del endeudamiento se corre el riesgo de que "el gobierno no pueda pagar sus facturas".

"El Congreso ha elevado o suspendido el techo de la deuda del país unas 80 veces desde 1960. Ahora debe hacerlo de nuevo. De lo contrario, en algún momento de octubre (es imposible predecir con precisión cuándo) el saldo de caja del Departamento del Tesoro caerá a un nivel insuficiente y el gobierno federal no podrá pagar sus facturas", escribió Yellen.

La secretaria del Tesoro describió que "los Estados Unidos siempre han pagado sus facturas a tiempo, pero el consenso abrumador entre los economistas y los funcionarios del Tesoro de ambas partes es que no elevar el límite de la deuda produciría una catástrofe económica generalizada. En cuestión de días, millones de estadounidenses podrían tener problemas de efectivo. Podríamos ver retrasos indefinidos en pagos críticos. Casi 50 millones de personas mayores podrían dejar de recibir cheques del Seguro Social por un tiempo. Las tropas podrían quedarse sin paga. Millones de familias que dependen del crédito tributario mensual por hijos podrían sufrir retrasos. Los Estados Unidos, en resumen, incumplirían con sus obligaciones".

Más adelante, la funcionaria remarcó que "los Estados Unidos nunca han incumplido. Ni una sola vez. Hacerlo probablemente precipitaría una crisis financiera histórica que agravaría el daño de la continua emergencia de salud pública. El incumplimiento podría desencadenar un aumento en las tasas de interés, una fuerte caída en los precios de las acciones y otras turbulencias financieras. Nuestra recuperación económica actual se convertiría en recesión, con miles de millones de dólares de crecimiento y millones de puestos de trabajo perdidos".

Yellen insistió en que "podemos pedir prestado a un precio más bajo que casi cualquier otro país, y el incumplimiento pondría en peligro esta envidiable posición fiscal. También haría de Estados Unidos un lugar más caro para vivir, ya que el mayor costo de los préstamos recaería sobre los consumidores. Pagos hipotecarios, préstamos para automóviles, facturas de tarjetas de crédito: todo lo que se compra con crédito sería más costoso después del incumplimiento".

En otro párrafo de su columna, Yellen explicó que "el aumento del techo de la deuda no autoriza un gasto adicional de dólares de los contribuyentes. En cambio, cuando aumentamos el techo de la deuda, estamos efectivamente acordando aumentar el saldo de la tarjeta de crédito del país y, en este caso, el 97% de ese saldo fue contraído por congresos y administraciones presidenciales anteriores. Incluso si la administración de Biden no hubiera autorizado ningún gasto, todavía tendríamos que abordar el techo de la deuda ahora. Pagar las facturas de Estados Unidos no debería ser un tema controvertido, y durante la administración anterior, el Congreso suspendió el techo de la deuda tres veces por separado con apoyo bipartidista y sin mucha fanfarria. Por esta razón, estoy seguro de que nuestros legisladores abordarán el techo de la deuda una vez más, pero deben actuar con rapidez".

Finalmente, la secretaria del Tesoro destacó que "ni la demora ni el incumplimiento son tolerables. Los últimos 17 meses han puesto a prueba la fortaleza económica de nuestra nación. Recién estamos saliendo de la crisis. No debemos sumergirnos de nuevo en una completamente evitable".

Dejá tu comentario