El Papa encabezó la Asamblea General de la ONU, en medio de fuertes medidas de seguridad

Mundo

En medio de un fuerte operativo de seguridad, el papa Benedicto XVI arribó esta mañana a la ciudad de Nueva York, donde se dirigirá a la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Numerosas calles fueron cerradas por la policía de Nueva York, en especial en las cercanías de la sede central de la ONU, mientras que efectivos de seguridad se encuentran apostados en la cima de los edificios de la zona. 

Esta es la primera visita papal desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra el World Trade Center, que dejaron casi 3.000 muertos.

Benedicto XVI se trasladó a las Naciones Unidas, donde se reunirá con su secretario general, Ban Ki Moon, y el presidente de turno del Consejo de Seguridad, el embajador sudafricano Dumisani Kumalo, entre otros funcionarios.

Asimismo, el Papa participará en una serie de eventos en Naciones Unidas, entre ellos un encuentro con el personal de la ONU en el que bendecirá a los presentes.

Por otra parte, el sumo pontífice hará una escala en el "Meditation Room", donde honrará a las víctimas del atentado contra la organización en la ciudad de Bagdad.

El operativo de seguridad en las Naciones Unidas se intensificó esta mañana y se solicitó al personal mantener las ventanas del edificio cerradas.

Por otra parte, el Papa planea visitar una sinagoga, la segunda desde que asumiera su papado, y reunirse con líderes de otras organizaciones cristianas. Esto es considerado como un gran gesto de conciliación ante otras religiones.

Además, celebrará misa en la Catedral de San Patricio y visitará la Zona Cero, el lugar donde se erigían las Torres Gemelas que fueron derribadas en los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Benedicto XVI cerrará su visita a la Gran Manzana y a Estados Unidos con una misa ante más de 50.000 personas en el estadio de béisbol de los Yankees de Nueva York, su segunda ceremonia multitudinaria.

Dejá tu comentario