España: ya son 11 mil evacuados por incendio en Islas Canarias

Mundo

Dos incendios forestales arrasaron con más de 20.000 hectáreas en las Islas Canarias, y obligaron a desalojar a casi 11.000 personas ante el avance de las llamas, una situación calificada de "dramática" por el presidente canario Paulino Rivero.

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, reconoció la gravedad de la situación y afirmó que se están poniendo medios para apagar las llamas.

"Es un incendio de gran magnitud porque la zona en la que se inició hay mucho pino canario, que arde con facilidad, además la orografía y el viento hacen que la situación sea más grave", dijo Narbona.

En la isla de Gran Canaria, el fuego destruyó casi 10.000 hectáreas de pinar desde el pasado viernes, como consecuencia de los fuertes vientos, de hasta 70 kilómetros por hora. El epicentro del fuego se encuentra en la zona de Cruz Grande, y avanza hacia la cumbre, donde hay importantes nodos de comunicaciones civiles y militares.

El presidente canario dijo que la situación es "bastante complicada", pese a que "el viento ha amainado un poco" esta mañana.

Según Rivero, "el fuego motivó allí el desalojo de 5.200 personas".  

Actualmente son diez los helicópteros que trabajan para extinguir el fuego en Gran Canaria y se espera la llegada de otro más.

El presidente canario explicó que "la orografía de las islas hace muy complicado combatir el fuego, excepto desde el aire, pero las temperaturas y el viento lo están dificultando".

El otro foco de fuego, en el norte de la isla de Tenerife, está también muy complicado.

Rievo confirmó que ya afectó a más de 14.000 hectáreas, y obligó a desalojar a unas 5.700 personas.

Como medida de precaución se desalojó a casi 6.000 personas de entre doce y quince núcleos urbanos.

Aunque cuatro helicópteros trabajan en las labores de extinción en Tenerife, Rivero dijo que contra el fuego "ningún medio es suficiente" y solicitó ayuda al gobierno central.

El presidente canario manifestó su deseo de que el responsable del incendio "asuma todas las consecuencias la gravedad de su delito, que ha puesto en vilo a toda Canarias".

La prensa local informó que el guarda forestal, que habría originado el fuego en venganza porque en septiembre no se le iba a renovar el contrato, ingresará en la prisión del Salto del Negro de la capital grancanaria por orden de la juez.

Dejá tu comentario