El gobierno en España modera el decreto para contener el precio de la energía

Mundo

El ejecutivo de Sánchez anunció varias exenciones al recorte de beneficios de las compañías eléctricas, que había propuesto como medida para subsidiar el precio que paga el consumidor.

El gobierno de Pedro Sánchez en España moderará el recorte de los beneficios de las compañías eléctricas que aprobó recientemente con el fin de mitigar la subida de la factura de la luz, dijo el martes la ministra de Energía, Teresa Ribera, tras las críticas de las firmas energéticas.

La fuerte demanda de energía a medida que las economías se recuperan de la pandemia, junto con los cortes de infraestructura y las escasas existencias, han llevado los precios del gas y la electricidad a máximos históricos en España.

El mes pasado, el gobierno español presentó un paquete de medidas para contrarrestar el aumento de los precios, entre las que se incluye el recorte de los beneficios a las compañías eléctricas y la limitación de los precios del gas.

Ribera anunció varias exenciones al recorte de beneficios, como los contratos de suministro de electricidad a precio fijo firmados con clientes industriales antes del 16 de septiembre.

Iberdrola, la mayor compañía eléctrica de España, había ofrecido congelar los precios a los clientes industriales a cambio de que se retire la cláusula referente al recorte de beneficios.

Otros tipos de contratos quedarán parcialmente exentos, aunque Ribera no quiso estimar la cantidad de dinero que finalmente se retirará a las compañías eléctricas.

"Queremos ser cautos a la hora de estimar el impacto de las medidas", dijo Ribera en una rueda de prensa tras la reunión semanal del gabinete. Subrayó que los precios siguen siendo muy volátiles.

El mes pasado, el Gobierno dijo que esperaba desviar hasta 2.600 millones de euros (3.030 millones de dólares) de las empresas energéticas españolas para reinvertirlos en la red.

Ese anuncio provocó las protestas de las principales eléctricas del país, que afirmaron que la medida socavaba la confianza de los inversores en los mercados eléctricos y el sistema de comercio de emisiones de carbono, y ponía en peligro los planes de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

España también ha presentado una propuesta a la Unión Europea para revisar su mecanismo de fijación de precios al por mayor de la electricidad, de modo que los Estados miembros puedan tener más flexibilidad a la hora de fijar los precios de la energía, teniendo en cuenta factores como el nivel de capacidad de generación renovable más barata en sus redes.

Los altos precios de la electricidad presionan a las industrias pesadas, como los productores de acero y de cemento, algunas de las cuales ya han anunciado recortes de producción o cierres en España.

Para proteger a los consumidores, también perjudicados por la subida de los precios de la electricidad, el Gobierno pagará una subvención única de 90 euros (104,74 dólares) a los hogares pobres para ayudarles a pagar las crecientes facturas de electricidad durante el invierno, dijo Ribera.

Temas

Dejá tu comentario