España en shock luego de que un adolescente masacró a su familia

Mundo

Un chico de 15 años mató a escopetazos a sus padres y su hermano de 10 y convivió tres días con los cuerpos. Las malas notas escolares, el disparador.

España vive con horror la historia de un joven adolescente que en Alicante masacró a toda su familia con disparos de escopeta y que luce "frío y sereno" tras ser apresado; mientras los investigadores intentan esclarecer las motivaciones del atroz crimen.

El joven de 15 años, que fue detenido el viernes por la noche acusado de matar a sus padres y a un hermano de diez años a balazos en Algoda, cerca de Elche, está a disposición de la Fiscalía de Menores de Alicante, suroeste español.

Así lo informaron los medios de prensa este domingo y anunciaron que el fiscal podría ordenar el ingreso del niño en un centro de menores como medida cautelar.

El joven presuntamente cometió los delitos que se le atribuyen el martes pasado dentro de la casa de campo donde vivía con su familia, luego permaneció encerrado allí durante tres días, junto a los cadáveres, antes de confesar los hechos.

Según las reconstrucciones de los medios, le había dicho a sus compañeros que tenía que permanecer aislado porque estaba contagiado de Covid-19.

Según declaraciones de personas que residen cerca de la escena del crimen, una zona rural escasamente poblada de España, el día de los asesinatos nadie se dio cuenta de que se habían producido disparos.

Embed

La hipótesis preliminar de los investigadores es que el origen del triple crimen estaría ligado a una fuerte discusión del niño con su madre sobre su bajo rendimiento escolar.

Algunos conocidos calificaron al sospechoso como un adolescente "tímido y rebelde", escribió el diario El País. Pero, al mismo tiempo, muy conversador cuando entraba en un clima de confianza.

Además, lo describieron como muy activo en redes sociales, lugar en el que lograba relacionarse mejor que en persona, y que era adicto a los videojuegos, uno de los motivos por los que se inició la discusión con su familia.

Según testimonios de cercanos, su madre era reacia a los videojuegos y eso era un motivo de constantes peleas en la casa, porque el menor se distraía con eso y quitaba horas a su estudio.

De acuerdo a los testimonio del grupo de compañeros, el adolescente era muy buen estudiante. Sin embargo, había bajado su rendimiento académico y cuando le preguntaron por los motivos contestó que le daba "pereza" estudiar.

Justamente, las malas calificaciones fueron el disparador de la matanza, luego que su padre de 51 años, que trabajaba en una empresa de mantenimiento de semáforos, decidió junto a su madre quitarle el Wifi.

Fue una tía del detenido, hermana de su madre, quien acudió al domicilio el viernes pasado porque no tenía noticias de sus parientes. "Maté a papá, a mamá y a mi hermano con la escopeta", fue su confesión nítida, en la que también aclaró los detalles de sus razones: "discutí por las notas".

El padre era aficionado a la caza, lo que proporcionó el arma a su hijo para la matanza.

Según el diario ABC, una de las lecturas recomendadas en el instituto donde estudiaba el adolescente fue la novela "La edad de la ira", del escritor español Nando López, adaptada incluso para la televisión, en la que un adolescente mata a su padre e hiere gravemente a su hermano.

Curiosamente un hecho similar al que plasmó este estudiante. Ahora, los investigadores tratarán de esclarecer si este dato es relevante o responde a una macabra casualidad.

Dejá tu comentario