Europa suspenderá la ayuda a Palestina

Mundo

Jerusalén (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - La jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, anunció ayer que la Unión Europea no proporcionará fondos a la Autoridad Palestina (AP) si el nuevo gobierno del movimiento islámico Hamas no renuncia a la violencia y reconoce al Estado de Israel. En el primer viaje de la canciller alemana a Jerusalén, ésta y el primer ministro interino israelí, Ehud Olmert, mostraron una posición común sobre el grupo terrorista. «Nos pusimos de acuerdo sobre los principios que deberán guiar a la comunidad internacional en sus futuras relaciones con la AP», declaró Olmert en una conferencia de prensa conjunta.

Las declaraciones -las más concretas hasta ahora de parte de un gobernante europeo sobre los aportes financieros a la AP- se obtuvieron tras una reunión mantenida por ambos líderes en Jerusalén para evaluar la conmocionante victoria del movimiento islamista palestino en las legislativas del 25 de enero. «Pensamos que es imposible negociar con organizaciones o gobiernos que están involucrados en el terrorismo y que no quieren reconocer al Estado de Israel», añadió Olmert. «Aprecio verdaderamente este enfoque común compartido por los países europeos y Estados Unidos», añadió.

Para Merkel, el hecho de que Hamas -responsable de numerosos sangrientos atentados suicidas antiisraelíes que dejaron 400 muertos en la última década- haya ganado las legislativas palestinas no le da automáticamente legitimidad internacional.

«La cooperación entre Israel y los palestinos sólo puede ser posible si Hamas responde favorablemente a tres condiciones: renunciar al terrorismo y a la violencia, reconocer el derecho a existir de Israel y aceptar todos los acuerdos internacionales»,
aseguró al precisar que ésta es la posición que Alemania comunicará a la Unión Europea (UE).

Asimismo,
aseveró que estaba de acuerdo con la suspensión israelí de la transferencia de derechos de aduana a la AP hasta que se asegure que ese dinero no se usará para fomentar operaciones terroristas. Un hecho que preocupa es el anuncio de Hamas de reunir en una fuerza unificada a todos los organismos de seguridad y a las milicias irregulares. La canciller alemana -que también calificó a Irán de «amenaza»- es la primera dirigente de un país extranjero que se reúne con Olmert desde que éste se hizo cargo de la jefatura del gobierno tras la hemorragia cerebral sufrida el 4 de enero por el primer ministro, Ariel Sharon, que sigue en coma.

• Análisis

Merkel se entrevistará hoy con el presidente de la AP, Mahmud Abbas (Abu Mazen), en la localidad cisjordana de Ramallah, pero no tiene previsto reunirse con dirigentes de Hamas, pese a que éstos lo solicitaron.

Por su parte,
el «cuarteto» internacional para Medio Oriente (Estados Unidos, Rusia, ONU y UE) se reunirá hoy en Londres para analizar el resultado de las elecciones palestinas y sus repercusiones en su plan de paz, conocido como «Hoja de ruta».

«Una solución con dos Estados requiere que todos los participantes en el proceso democrático renuncien a la violencia y al terrorismo, acepten el derecho de Israel a la existencia y se desarmen, como prevé la 'Hoja de ruta'», dijo el cuarteto en un comunicado difundido por el Departamento de Estado en Washington.

El cuarteto «reafirmó que hay una contradicción de base entre las actividades de grupos armados y milicias, y la construcción de un Estado», agregó el comunicado, que no mencionó a Hamas.

La secretaria de Estado norteamericana,
Condoleezza Rice, que participará de esta reunión en la capital inglesa, declaró ayer que espera de Europa la misma firmeza hacia Hamas de la que Washington dio prueba al anunciar su revaluación de la ayuda a los palestinos.

«Los europeos también consideran a Hamas como una organización terrorista», afirmó.

Ante el previsible corte de la ayuda financiera y el contundente rechazo internacional al nuevo gobierno palestino, un alto dirigente de Hamas intentó dar señales de moderación al sostener que el movimiento no considera un «enemigo» a EE.UU y dijo que el presidente norteamericano,
George W. Bush, tiene «la llave» para el proceso de paz en Medio Oriente.

Mahmoud Zahar
, en declaraciones desde Gaza a la cadena CBS, consideró que ningún dirigente israelí tiene «suficiente confianza en nosotros» para avanzar en negociaciones, por lo cual dijo que el gobierno de Estados Unidos es clave en el proceso de paz. «Lo que pedimos a Bush es justicia», dijo el dirigente de Hamas, y aseguró que los palestinos reclaman la «posibilidad de vivir como seres humanos».

En caso de que la comunidad internacional interrumpa la ayuda financiera por temor a que el dinero sea utilizado para financiar a terroristas, la AP entrará en una profunda crisis ya que ese dinero -1.200 millones de dólares anuales- es indispensable para pagar los sueldos de más de 135 mil empleados públicos, de los cuales 58.000 corresponden a miembros de seguridad.

Dejá tu comentario