Europa confina más y no espera alivio por las vacunas hasta marzo

Mundo

Berlín - Los gobiernos de Europa anunciaron ayer medidas más estrictas y prolongadas para la contención del nuevo coronavirus tras la detección de una variante de rápida propagación, presente ya en 50 países del mundo, y en medio de una creencia generalizada de que las vacunas ayudarán demasiado al menos en el primer trimestre del año.

Alemania se dispone a extender las duras restricciones vigentes hasta febrero, indicó el ministro de Salud, Jens Spahn, enfatizando la necesidad de reducir aun más los contactos para defenderse de la variante más infecciosa, encontrada por primera vez en Reino Unido.

El gabinete de Angela Merkel aprobó controles más estrictos a las personas que llegan de países con una gran cantidad de casos o donde circula la variante más contagiosa, quienes deberán someterse a pruebas de detección.

Spahn dijo que pasarían otros dos o tres meses antes de que la campaña de vacunación realmente comience a ayudar.

En Francia, el presidente Emmanuel Macron se reunió con todos los ministros involucrados en la emergencia para definir nuevas medidas. Según trascendió, el toque de queda vigente podría adelantarse dos horas y regir desde las 6 de la tarde en todo el país, tal como ya ocurre en algunas regiones.

Mientras, en el Reino Unido, donde la situación es especialmente crítica, el Gobierno de Boris Johnson busca el modo de ampliar “lo antes posible” la capacidad de vacunación contra el covid-19 y ofrecerla durante las 24 horas del día, según afirmó el propio premier.

Temas

Dejá tu comentario