Finalizó la multitudinaria peregrinación a La Meca

Mundo

Las autoridades saudíes han cifrado hoy en casi dos millones y medio el número de fieles que este año han cumplido los ritos de la peregrinación en la ciudad de Meca, uno de los cinco pilares del islam.

El Ministerio saudí de Economía y Planificación ha asegurado que este año la Meca ha albergado 2.378.236 peregrinos que hoy con el sacrificio de corderos, vacas o camellos han puesto fin a la peregrinación.

Tras la oración del alba, los peregrinos se pusieron de camino regreso a la localidad de Mina, de donde habían salido el día anterior camino del monte Arafat o "Tuba", del arrepentimiento.

En el trayecto, atravesando la llanura de Mina, las masas de creyentes al grito de Allahu Akbar (Dios es Grande), apedrearon tres columnas que representan las tres tentaciones del diablo.

Según la tradición islámica, el demonio se apareció a Abraham cuando este iba con su hijo Ismael, según la tradición islámica, resuelto a matarlo, tal y como le había ordenado Dios.

Contra cada columna los peregrinos lanzaron siete piedras que recogieron ayer en Muzdalifa tras pasar el día entero rezando y meditando en el monte Arafat, desde donde Mahoma dio su discurso de despedida.

Después, muchos han comprado corderos u otros animales para sacrificarlos, un hecho que se repite hoy en todas las ciudades de todos los países donde viven musulmanes.

Con este sacrificio comienza el Aid al Adha, festividad musulmana que marca el final de la peregrinación.

Una vez finalizados todos estos rituales, los casi dos millones y medio de fieles han vuelto a la Kaaba, en la Meca, edificio cúbico que alberga una piedra negra, que los musulmanes consideran un trozo del paraíso celestial.

Allí vuelven a dar las siete vueltas rituales, comúnmente conocidas como Safa y Marwa, las mismas que dieron antes de comenzar los ritos.

Para concluir el Hach, los peregrinos dan la última vuelta, denominada la del adiós, y solo entonces están autorizados a salir del estado de ascetismo y hacer otras actividades de la vida cotidiana.

Desde la Meca comienza ahora el regreso a sus países de los 1.654.407 peregrinos que proceden de más allá de las fronteras saudíes, según SPA.

Una vez realizada la peregrinación los fieles han expiado sus pecados, han cumplido con uno de los cinco pilares del islam, obligatorio para todo aquel sin impedimentos físicos o económicos, y se han ganado entre los suyos el calificativo de "hach", peregrino.

Este año este ritual cíclico que se rige por el calendario lunar musulmán, se ha caracterizado por las extremas medidas de seguridad desplegadas por las autoridades saudíes para evitar las catástrofes humanas que han marcado muchas peregrinaciones anteriores.

Miles de policías de tráfico, agentes de seguridad y la guardia nacional se han desplegado, apoyados desde el aire por varios helicópteros, para evitar amargas sorpresas.

Además, durante los tres días de peregrinación, decenas de ambulancias y voluntarios han acompañado a los peregrinos para intentar cubrir sus necesidades.

La agencia de noticias saudí ha transmitido la satisfacción de las autoridades, ya que este año no ha habido que lamentar ninguna desgracia.

Dejá tu comentario