Escala un rascacielos en Francia para protestar contra pasaporte sanitario

Mundo

Por undécima vez en su "carrera", el hombre de 59 años se enfrentó a la torre Total Coupole para mostrar su desacuerdo en las medidas que tomó Francia ante el Covid-19.

Alain Robert, de 59 años y conocido como el "Spiderman francés", comenzó este martes a escalar sin cuerdas un rascacielos de 187 metros de altura del barrio de negocios La Défense, al oeste de París, Francia, para protestar contra el pasaporte sanitario.

El famoso escalador inició su 11º asalto a la torre Total Coupole, una ascensión "de dificultad media", acompañado por primera vez de tres jóvenes de 21, 28 y 33 años, explicó a la prensa.

Rascacielo en Francia.mp4

"Es una ascensión contra el pase sanitario que molesta a todos. Es un atentado contra las libertades fundamentales. Este pase es una vergüenza", subrayó Robert.

Por otra parte, con su acción, el hombre también busca homenajear a Jean-Paul Belmondo, "que rodaba él mismo" sus escenas de acción, un día después de su fallecimiento a los 88 años.

Sobre Robert, el hombre es conocido a nivel mundial por escalar con las manos desnudas, generalmente sin seguro y especialmente sin autorización, más de un centenar de rascacielos y otros monumentos urbanos.

De hecho, en marzo de 2020 subió a lo alto de la Torre Agbar de Barcelona para protestar contra el miedo al coronavirus.

En la actualidad, el pasaporte sanitario -que certifica una pauta completa de vacunación contra el covid-19, un test negativo o una recuperación reciente de la enfermedad- es obligatorio en dentro del territorio francés para acceder a cines, bares y restaurantes, entre otros.

En la práctica, el código QR pretende estimular la vacunación contra el coronavirus en un país en el que 45,4 millones de personas tienen las dos inyecciones, equivalente al 67,35 de la población francesa.

Esta decisión sanitaria, sin embargo, trajo malestar en la sociedad y según las autoridades, se reunieron en las 215 protestas a lo largo del país donde unas 141.000 personas alzaron su voz en las calles.

"No a la discriminación. No a la intimidación: libertad", decían las pancartas. En tanto una encuesta de la consultora Odoxa Backbone, el 67% de los franceses aprueba el pase sanitario que el presidente Macron no descarta prolongar más allá del 15 de noviembre.

Temas

Dejá tu comentario