Gobierno sirio rechazó propuesta de misión de paz conjunta de la Liga Árabe y la ONU

Mundo

El régimen sirio de Bashar al Asad rechazó el envió al país de una misión de paz conjunta de la Liga Árabe y Naciones Unidas propuesta ayer por el gremio de países árabes. Mientras, las tropas gubernamentales siguieron atacando Homs y cercanas a Damasco, según los activistas.

El embajador sirio ante la Liga Árabe en El Cairo, Yussef Ahmed, aseguró que la resolución de la organización es "un acto enemigo, dirigido contra la seguridad y la estabilidad de Siria", según informó la agencia de noticias estatal Sana.

Para Ahmed, la decisión de la Liga Árabe muestra la situación de histeria y pasos en falso a la que se ha llegado tras el rechazó de una resolución sobre Siria en el Consejo de Seguridad de la ONU.

En la declaración final publicada por la Liga Árabe, se pide al Consejo de Seguridad de la ONU allanar el camino para el envío de una misión de paz conjunta con los cascos azules de Naciones Unidas.

El objetivo de la misión sería supervisar un cese del fuego en Siria, subrayaron los ministros de Exteriores de la Liga Árabe. La Asamblea General de la ONU discutirá hoy en Nueva York la situación de los derechos humanos en en Siria. En la sesión hablará la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Navi Pillay.

Este órgano de Naciones Unidas no tiene sin embargo la capacidad de dictar sanciones ni el envío de tropas de paz. Ese tipo de decisiones deben ser adoptadas por el Consejo de Seguridad, donde hasta ahora China y Rusia vetaron las resoluciones sobre Siria.

La Liga Árabe decidió también el domingo suspender las relaciones diplomáticas con el régimen de Al Asad. Además, las sanciones ya existentes -entre ellas, la prohibición de viajar y el cierre de cuentas bancarias- se implementarán consecuentemente.

Alemania y Reino Unido apoyaron las decisiones de la Liga Árabe y reclamaron una pronta discusión sobre el envío de una misión conjunta de observadores a Siria.

"La clara condena de la violencia (por parte de la Liga Árabe) y los pasos contra el régimen de Al Asad son una señal clara al pueblo de Siria", dijo un portavoz del Ministerio de Exteriores alemán. "La propuesta de una misión de observadores conjunta (...) debe ser examinado rápidamente por el Consejo de Seguridad (de la ONU)", agregó.

Entretanto, las tropas de Al Asad continuaron atacando hoy varias zonas de la provincia de Homs con fuego de artillería, según los activistas. También asediaron zonas cercanas a la capital, Damasco, donde se llevaron a cabo arrestos.

La última cifra de Naciones Unidas apunta que 5.400 personas murieron en Siria desde el inicio de las protestas contra el régimen y la represión por parte de las tropas gubernamentales. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos habla de más de 7.200 víctimas mortales.

Dejá tu comentario