Reino Unido desafía a EEUU y permite la participación de Huawei en su red 5G

Mundo

El primer ministro Boris Johnson autorizó el rol de la empresa china en el desarrollo de las partes no sensibles de la red, poniendo en riesgo la futura negociación de un acuerdo comercial con Washington posbrexit.

El primer ministro británico, Boris Johnson, dio el martes luz verde a una participación limitada del grupo chino Huawei en el desarrollo de su red de internet móvil 5G, ignorando la presión de Estados Unidos que dijo estar "decepcionado", pocos días antes de Brexit.

HuaweiUK on Twitter

Johnson desafió a su aliado más cercano y dictaminó que los proveedores de alto riesgo podrán participar en las partes no sensibles de la red 5G. Este desacuerdo podría complicarle las cosas a Londres que, tras salir oficialmente de la Unión Europea (UE) el próximo viernes por la noche, comenzará a negociar un vasto acuerdo de libre comercio con Bruselas y otro con Washington.

La participación se limitará al 35% y serán excluidas del núcleo sensible, donde se procesan los datos, y tendrán prohibido estar en lugares críticos como sitios nucleares y bases militares.

Huawei on Twitter

La administración de Donald Trump quería que Johnson vetara totalmente a Huawei, argumentando que Pekín podría usar la tecnología de la compañía para robar secretos occidentales. La empresa negó cualquier implicación en prácticas de espionaje.

Ambos gobernantes hablaron por teléfono poco después de que se hizo pública la decisión británica.

"El primer ministro subrayó la importancia de que países con ideas afines trabajen juntos para diversificar el mercado y romper el dominio de un pequeño número de empresas", dijo el gobierno británico en un comunicado.

"Estados Unidos está decepcionado por la decisión del Reino Unido", dijo a la AFP un responsable de Washington, para quien "no hay ninguna forma segura de que proveedores que no son de confianza controlen cualquier parte de una red 5G".

Al autorizar la participación de Huawei aunque se de forma limitada, Johnson corre el riesgo de enojar a Washington en un momento en que Reino Unido espera fortalecer sus lazos bilaterales de cara a la negociación posbrexit.

Los responsables estadounidenses no escatimaron esfuerzos para intentar que Londres se plegase a sus exigencias, entre reuniones a puerta cerrada y advertencias del secretario de Estado, Mike Pompeo, quien calificó la inminente decisión británica de "capital".

Pompeo regresa a Londres el miércoles y el tema estará inevitablemente sobre la mesa en sus conversaciones.

Huawei, el mayor fabricante mundial de equipos de telecomunicaciones, dice que Estados Unidos tiene interés en que se le bloquee el acceso a la red británica de 5G porque ninguna empresa estadounidense puede ofrecer la misma gama de tecnología a un precio competitivo.

El 5G es una de las mayores innovaciones desde el nacimiento de internet hace una generación, ofreciendo a los consumidores y a las empresas velocidades de datos mucho más rápidas.

Los equipos de Huawei ya son utilizados por las mayores empresas de telecomunicaciones británicas como BT y Vodafone, pero la tecnología china se desplegó en gran medida en la periferia o "borde" de la red, quedando excluida del "núcleo" donde se procesan los datos.

Estados Unidos argumentó que a medida que la tecnología 5G vaya evolucionando, la distinción entre el "borde" y el "núcleo" se irá difuminando conforme se procesen los datos en toda la red, lo que hará difícil contener cualquier riesgo de seguridad.

Washington y Pekín se han enfrentado en una contienda que algunos comparan a la carrera armamentista de la Guerra Fría. Como parte de esas tensiones, Canadá detuvo a pedido de Estados Unidos a Meng Wanzhou, jefa financiera de Huawei e hija mayor del fundador y presidente de la compañía, Ren Zhengfei. La acusa de fraude y de eludir sanciones a Irán.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario