Intenta Obama asegurar hoy su candidatura presidencial

Mundo

Washington (AFP, Reuters, EFE) - El demócrata Barack Obama apuesta a alcanzar hoy un hito clave en la batalla por la candidatura presidencial de su partido frente a Hillary Clinton, ansioso por lanzarse lo antes posible a la confrontación con el candidato republicano John McCain. Para ello, espera obtener hoy, en las primarias de Kentucky y Oregon, la cantidad suficiente de delegados como para terminar de enterrar el sueño de la ex primera dama de llegar a la Casa Blanca e, incluso, proclamarse finalmente vencedor de la contienda.

Pero todo indica que la pelea de hoy le resultará difícil. Una encuesta de la Universidad de Suffolk indicó ayer que Obama tiene una leve ventaja en Oregon (45% contra 41%), donde hay 52 delegados en disputa, mientras que Clinton lo aventaja ampliamente en Kentucky (51% contra 25%), donde hay 51 delegados en juego.

La campaña de Obama afirma que necesita sólo 17 delegados más para alcanzar la mayoría de 1.627 y proclamarse vencedor de la interna demócrata, sin contar los «superdelegados», aquellos que tienen libertad para dar su voto por el candidato de su preferencia.

Con los «superdelegados», el número para lograr la nominación demócrata es de 2.025. Según el sitio independiente RealClearPolitics.com, Obama tiene en conjunto 1.897 delegados y Clinton 1.717.

La ex primera dama, no obstante, prometió que se mantendrá en la pelea hasta el final de las primarias, que culminarán con las votaciones en Puerto Rico el 1 de junio y en Montana y Dakota del Sur el 3 de junio.

«Hay cero por ciento de posibilidades de que Clinton abandone la carrera el martes de noche», estimó este ayer el portavoz de Howard Wolfson. «Es absolutamente prematuro que el senador Obama se presente como el candidato demócrata», dijo, saliendo al cruce de las versiones de que el senador por Illinois se declararía hoy vencedor.

Por otro lado, Obama exigió ayer a sus enemigos políticos que «dejen en paz» a su esposa, en medio de señales de que podría convertirse en un blanco para los republicanos en la campaña para las presidenciales de noviembre.

«Si piensan que pueden intentar volver a Michelle un tema en esta campaña, deben ser cuidadosos, porque eso lo encuentro inaceptable», advirtió Obama a la televisora ABC. «Esta gente debería dejar en paz a mi esposa», acotó.

La respuesta de Obama se produjo luego de que el Partido Republicano en Tennessee divulgara una propaganda en la que se usan unas palabras de Michelle Obama para cuestionar su patriotismo.

En el spot se escucha a la esposa del precandidato demócrata afirmando que «por primera vez en mi vida adulta estoy orgullosa de mi país», en contraste con comentarios de varios estadounidenses que se muestran «orgullosos» de serlo.

Mientras, «The Washington Post» insistió el domingo en que algunos recaudadores de fondos de Obama y Clinton ya están tratando de unir fuerzas para establecer una base para las presidenciales contra McCain.

Dejá tu comentario