Islámicos preparan boicot a Holanda

Mundo

Teherán (AFP, DPA, EFE) - La difusión el jueves en Internet de una película contra el islam de un diputado ultraderechista holandés volvió a suscitar ayer reacciones de indignación en el mundo musulmán, principalmente en Irán, que convocó al embajador holandés, y en Indonesia, donde hubo manifestaciones.

La Liga Arabe se declaró preocupada por un «aumento de islamofobia» en el mundo, sin citar expresamente el cortometraje de Geert Wilders, que mezcla imágenes violentas de terrorismo o ejecuciones en países musulmanes con pasajes del Corán.

Teherán, en oposición frontal con diversos países occidentales sobre distintos temas, convocó ayer al embajador de Holanda en Irán, Radinck van Vollenhoven, y a un diplomático esloveno, cuyo país preside este semestre la Unión Europea, para protestar contra la película.

El embajador lamentó la difusión de la película y recordó que su gobierno ya la había condenado, según la televisión pública iraní. Pero un alto responsable del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní consideró que el autor del film debía ser procesado en Holanda, según la agencia estudiantil «ISNA».

En Indonesia, cientos de alumnos de una escuela coránica se manifestaron en la localidad de Magelang, en el centro de la isla de Java, para exigir el cierre de las páginas Web que difundan imágenes del film, informó la cadena SCTV.

Las autoridades paquistaníes, por su parte, reforzaron la seguridad en las inmediaciones del consulado de Holanda y de las instalaciones de empresas holandesas en Karachi.

En Jordania, donde los medios de comunicación pidieron un boicot a los productos holandeses, casi la mitad de los diputados presentó una moción en el Parlamento pidiendo al gobierno que rompa sus relaciones con Holanda.

Reunidos en cumbre este fin de semana en Damasco, los países árabes se declararon preocupados por lo que describieron como un «aumento de la islamofobia».

  • Feroces

    «El recrudecimiento de los ataques feroces contra el islam y el aumento de la islamofobia son fuente de profunda inquietud, sobre todo porque los ataques a los musulmanes crecen en países conocidos en otros tiempos por su pluralismo», afirmaron los dirigentes árabes.

    Los asistentes a la cumbre pidieron coordinación entre la Liga Arabe y la Organización de la Conferencia Islámica (OCI) «para afrontar este fenómeno, así como el desconocimiento y el racismo crecientes respecto al islam, una religión moderada y tolerante».

    El ministro de Relaciones Exteriores australiano, Stephen Smith, rechazó, por otro lado, «firmemente las ideas contenidas en esa película».

    En Francia, el Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM) estimó que el cortometraje «hiere gravemente la sensibilidad de los musulmanes».

    Wilders colgó el jueves en Internet un cortometraje de 17 minutos titulado «Fitna» (« enfrentamiento», en árabe) para mostrar lo que denomina el carácter «fascista» del Corán. El film pasó rápidamente al sitio de difusión de videos YouTube, conocido en todo el mundo. La difusión, anunciada desde noviembre, hizo temer que se repitieran las manifestaciones violentas desencadenadas a raíz de la publicación de varias caricaturas del profeta Mahoma en un diario danés en 2006.

    A finales de febrero, los talibanes amenazaron con multiplicar sus ataques contra las fuerzas holandesas en Afganistán en caso de que se difundiera el film.
  • Dejá tu comentario