Fin a la crisis en Israel: asume el gobierno de unidad de Netanyahu y Gantz

Mundo

La Knéset dio luz verde al ejecutivo tras más de 500 días de desgobierno. "Ya es hora de anexar las colonias", instó el primer ministro.

Tras 500 días de crisis en Israel y tres elecciones sin claro vencedor, el gobierno de unidad de Benjamín Netanyahu y Benny Gantz jurará este domingo prestar juramento, luego de que la Knéset (parlamento) le diera luz verde y tras dos postergaciones por negociaciones políticas.

En total 73 de 120 diputados aprobaron el voto de confianza, es decir 12 más que el mínimo requerido. El voto estaba previsto en principio para el jueves, pero fue diferido para ultimar detalles en el reparto de ministerios dentro del ala de la derecha que lidera Netanyahu.

Poco antes del voto de confianza, el primer ministro se mostró confiado. "El pueblo quiere un gobierno de unidad y eso es lo que tendrá hoy", declaró Netanyahu ante los legisladores.

Benjamin Netanyahu on Twitter

El acuerdo de unión prevé mantener en el cargo a Netanyahu, cuyo juicio por corrupción comenzará a finales de mayo, durante los próximos 18 meses a cargo del ejecutivo de Israel.

Después Gantz, exjefe del ejército y de centro, asumirá como premier por un mimo período, además de un reparto equitativo de los ministerios entre ambos campos.

Los dos dirigentes gozan de absoluta libertad para distribuir los ministerios entre sus aliados, lo que causó un problema de congestión en el Likud, partido conservador de Netanyahu que obtuvo más escaños en las últimas elecciones, y cuenta con el apoyo de parlamentarios de la derecha radical y ultraortodoxos.

Antes de la ceremonia del jueves, varios miembros del campo Netanyahu, decepcionados por no obtener cargos, amenazaron con no presentarse al parlamento, lo que obligó al Likud a postergar el voto de confianza al domingo.

Este gobierno de "unidad y emergencia" prometió dejar de lado las rivalidades políticas y defender a Israel (9 millones de habitantes) ante el coronavirus que causó más de 16.500 casos de infectados y 268 muertes, según cifras oficiales.

Este balance, que continúa siendo bajo en comparación con Europa y América, no obstante generó un gran aumento del desempleo, que pasó de apenas el 3,4% antes de la crisis sanitaria, a alrededor del 27%.

El acuerdo entre Netanyah y Gantz prevé la presentación, a partir del 1 de julio, de un plan para poner en práctica el llamado plan de paz de Estados Unidos para el conflicto israelo-palestino.

El plan del presidente estadounidense Donald Trump prevé la anexión por parte de Israel de más de 130 colonias judías en Cisjordania ocupada desde 1967, así como el valle del Jordán, que se convertiría en la nueva frontera oriental de Israel con Jordania.

"Ya es hora" de anexionar partes de Cisjordania ocupada, declaró este domingo Netanyahu ante el parlamento reunido para el voto de confianza sobre el gobierno con Gantz.

"Esta es la verdad: estos territorios están allá donde nació el pueblo judío, y donde se desarrolló. Es hora de aplicar la ley israelí y escribir un nuevo capítulo glorioso en la historia del sionismo" declaró, utilizando así el lenguaje habitual para aludir a la anexión de colonias judías en Cisjordania.

Este plan ha sido claramente rechazado por los palestinos y por la comunidad internacional en su mayoría, que consideran la anexión violatoria al derecho internacional.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario