Israel: los recelos entre Netanyahu y sus socios aproximan al gobierno a una ruptura

Mundo

Las diferencias entre el Likud y el sector de Gantz bloquearon una reunión de gabinete donde debía resolverse un paquete de medidas económicas clave para paliar los efectos del coronavirus.

Una nueva crisis amenaza con llevar a la ruptura al Gobierno de coalición en Israel, que debió suspender el Consejo de Ministros este domingo por no poder negociar un acuerdo sobre un nuevo paquete de medidas económicas para paliar el efecto de la pandemia de coronavirus en el país, mientras volvieron a registrarse masivas manifestaciones contra el primer ministro Benjamín Netanyahu.

Embed

Las diferencias entre los sectores que responden a Netanyahu, del Likud, y los que se encolumnan detrás del moderado Benny Gantz, de la alianza de centro Blanco y Azul, llevaron a una inusual cancelación del Consejo de Ministros semanal, una situación que puso al borde de la ruptura a la coalición de gobierno.

Blanco y Azul abandonó la sesión tras acusar al primer ministro de ignorar las condiciones establecidas para formar el ejecutivo -al cual se llegó luego de una parálisis de más de cien días- y de intentar provocar deserciones en sus filas para sumarlas al Likud.

Las tensiones internas ocurren en medio de una segunda ola de contagios de coronavirus, del juicio por corrupción contra Netanyahu y, sobre todo, de las negociaciones sobre los presupuestos generales para 2021 y 2022, que deberán incluir medidas adicionales de ayuda y que tienen que ser aprobados en un plazo máximo de dos semanas.

Gantz argumentó que el Likud no ofreció los suficientes detalles sobre su propuesta de 2.100 millones de euros adicionales para los afectados por el Covid-19, mientras el partido de Netanyahu acusó a sus socios de obstaculizar las negociaciones.

El problema de los presupuestos es que abarcan dos años en lugar de uno, lo que significa que Netanyahu sería incapaz de utilizar la hipotética negociación del año próximo para obstaculizar a Gantz quien, según las reglas de la coalición, debería asumir el año que viene como primer ministro de Israel.

"La formación de la coalición fue un error", explicaron desde el sector de Gantz al diario Times of Israel. "No hay posibilidad real de resolver la crisis presupuestaria porque Netanyahu está decidido a volver a las urnas", agregaron.

Sin embargo, el ministro de Finanzas, Israel Katz, denunció la falta de consenso de la alianza de centro. "Cruzaron una línea roja. Azul y Blanco pasó de un desacuerdo político a dañar seriamente al público en general", se quejó

Si la coalición no consigue acordar los presupuestos o enmendar la ley como último recurso, la Knéset (parlamento) será disuelta e Israel estará abocado, por cuarta vez en menos de dos años, a celebrar elecciones.

Israel protesta contra Netanyahu

Las manifestaciones contra Netanyahu, que aglutinaron a decenas de miles de personas, 15.000 de ellas solo en Jerusalén, comenzaron el sábado por la tarde y se repitieron en la residencia del gobernante, también en Tel Aviv y en varias rutas de la costa de Israel, hasta terminar la mañana del domingo, cuando la Policía detuvo a tres personas que se negaban a desbloquear una autopista.

En tanto, la pandemia de coronavirus sigue su rumbo. Según las últimas estimaciones del sábado, el número de casos confirmados en Israel aumentó a 80.991, después de un incremento de 1.716 infecciones en 24 horas, y la cifra de muertos subió a 581.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario