Trump, en campaña, aseguró que nació "un nuevo Medio Oriente"

Mundo

El presidente de Estados Unidos encabezó la ceremonia formal en la Casa Blanca, presentada como un triunfo de su política exterior.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, consideró este martes que la firma de los acuerdos de normalización de las relaciones entre Emiratos Árabes Unidos y Baréin con Israel supone el nacimiento de un "nuevo Medio Oriente", una medida que espera presentar como un triunfo de su política exterior en el marco de su campaña electoral y con la que pretende presionar a los palestinos para que acepten su llamado plan de paz.

Poco antes del acto formal en la Casa Blanca, Trump había dicho que "cinco o seis países" más firmarán pronto acuerdos con Israel. "Se van a unir a nosotros muy pronto, ya estamos hablándoles", aseguró sin entrar en detalles, ante la atenta mirada del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

"Pienso que Israel no está más aislado", subrayó el mandatario republicano, que mudó la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén en uno de los mayores actos de apoyo a su socio clave en Medio Oriente.

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1305900664971763712

Fuentes periodísticas mencionaron a Omán, Sudán, Mauritania y Marruecos, entre los países que estarían dispuestos a normalizar sus relaciones con Israel bajo tutela de Trump.

"Tras décadas de divisiones y conflictos, somos testigos del amanecer de un nuevo Medio Oriente", dijo el presidente estadounidense.

Mientras que Netanyahu calificó esos acuerdos de "hito de la historia" y afirmó que podrían acabar "de una vez por todas" con el "conflicto árabe-israelí".

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores emiratí, Abdulá bin Zayed, incidió en que Abú Dhabi "está privilegiado por jugar un papel para la paz", mientras que Baréin instó a alcanzar una "solución de dos Estados" para los palestinos.

Emiratos Árabes e Israel anunciaron su acuerdo el 13 de agosto, mientras que Baréin hizo lo propio la semana pasada, convirtiéndose así en el tercer y cuarto país en normalizar sus relaciones con el Estado hebreo. El primero fue Egipto, en 1979, y el segundo, Jordania, en 1994.

Casi simultáneamente con el acto en la Casa Blanca, dos cohetes fueron lanzados desde la Franja de Gaza hacia Israel, según informó el ejercitó israelí.

Durante la jornada, hubo manifestaciones tanto en Ramala como en ese enclave palestino. El primer ministro palestino, Mohamad Shtayeh, dijo que este martes es "un día oscuro" para el mundo árabe cuyas "fracturas" y "divisiones" criticó.

Para Trump, que hasta ahora tenía pocos resultados diplomáticos que ofrecer a los electores, los acuerdos son un éxito reconocido hasta por sus adversarios demócratas.

También es una bocanada de aire para Netanyahu, acorralado por tres juicios por corrupción y en el centro del rechazo ciudadano por su gestión del coronavirus.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario