Italia: primer día de votación en comicios regionales cerró con 40% de participación

Mundo

En pleno repunte del coronavirus, los ciudadanos votan en siete regiones. La izquierda podría perder su histórico bastión en la Toscana.

Italia dio este domingo el primer paso en los comicios regionales que culminarán la jornada del lunes, en medio de un avance del coronavirus. La participación cerró en 40% luego de 16 horas de apertura de centros de votación. Los ojos están puestos en distintos frentes pero principalmente sobre todo en Toscana, bastión de la izquierda desde hace medio siglo del que espera apoderarse la extrema derecha. Desde las 7 am (Hora de Italia) hasta las 15 pm se llevará a cabo la segunda y última jornada que además definirá sobre el referéndum que apunta a recortar el número de parlamentarios.

Siete regiones (más de 20 millones de habitantes) eligen a sus presidentes. En tres de ellas, una posible victoria de la derecha sería una bofetada para el gobierno de Giuseppe Conte, una coalición formada hace un año entre el Movimiento 5 Estrellas (M5S, antisistema) y el Partido Demócrata (PD, centroizquierda).

Y todo Italia vota en un referéndum nacional sobre la reducción del número de parlamentarios, una promesa electoral del M5S. El número bajaría de 945 a 600. El país tiene el segundo parlamento más grande de Europa, detrás de Reino Unido (alrededor de 1.400).

En estos primeros comicios desde la pandemia de coronavirus, la reticencia de los votantes de más edad influirá en la afluencia a los colegios electorales, que abrieron este domingo a las 07 hora local y hasta las 23; y volverán a hacerlo el lunes.

Embed

Solo 1.820 votantes, confinados en casa debido al coronavirus, pidieron el voto a distancia. Es el caso del exprimer ministro Silvio Berlusconi, que fue dado de alta del hospital hace unos días tras un cuadro de Covid-19.

En Roma, el hospital Spallanzani, un centro insignia contra el coronavirus, instaló un colegio electoral en su interior. El establecimiento cuenta con 93 pacientes positivos.

Pero el miedo se apoderó de los escrutadores y los presidentes de los centros de votación, que renunciaron masivamente en todo Italia. La ciudad de Milán hizo un llamamiento el sábado a través de las redes sociales para reemplazar a 100 presidentes.

La coalición de derecha compuesta por la Liga de Matteo Salvini (extrema derecha), Hermanos de Italia (FDI) de Giorgia Meloni (extrema derecha) y Forza Italia (derecha) de Berlusconi se presenta unida en todas las regiones.

La coalición gubernamental (PD y M5S) lo hace, por el contrario, dividida, excepto en Liguria (noroeste) donde se pusieron de acuerdo en un candidato común.

Todos los observadores estarán pendientes de la Toscana, un bastión "rojo" desde el período de la posguerra que podría caer en manos de la Liga de Salvini.

Florencia es el feudo de Matteo Renzi, el exprimer ministro (por el Partido Demócrata) que intenta resurgir a través de su nueva formación, Italia Viva.

El futuro del líder del M5S, Luigi di Maio, depende más de un "sí" al referéndum naciona, su caballo de batalla.

El resultado se conocerá el lunes por la noche pero es improbable que tumbe al gobierno, que "no tiene intención de organizar legislativas" de resultado incierto, dijo a la agencia AFP Franco Pavoncello, profesor de ciencias políticas de la universidad estadounidense John Cabot de Roma.

La situación actual pide cierta estabilidad: Italia debe presentar ante la Unión Europea su plan nacional de reactivación frente a la pandemia de coronavirus para obtener 208.600 millones de euros (247.000 millones de euros) en subvenciones y préstamos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario