Jugaba ebrio en la escalera y cayó desde seis metros

Mundo

Un joven en estado de ebriedad cayó de una escalera a una altura de seis metros y, afortunadamente, sólo sufrió la fractura de un codo.

Shane O'Malley asistió a un recital en Cambridge junto a un amigo. Al salir, ambos decidieron jugar peligrosamente en las escaleras mecánicas. Sentado en el borde mientras la misma se deslizaba hacia arriba, el joven se precipitó hasta el suelo.

El accidente fue captado por las cámaras de seguridad y muestran al adolescente de 18 años quejándose de dolor. Su amigo declaró a la prensa: "Habíamos ido a un concierto. Estuvimos bebiendo antes y durante el show. Íbamos demasiado borrachos". Y agregó: "No sé si sabe lo afortunado que es".

Dejá tu comentario