La fe, todo un problema

Mundo

Aberdeen (Reuters) - El precandidato presidencial demócrata Barack Obama anunció que abandonará su iglesia de Chicago tras polémicos sermones que podrían convertirse en un problema de cara a las elecciones de noviembre. «Esta no es una decisión fácil y francamente es una que hago con algo de tristeza», dijo Obama. El templo «Trinity fue donde encontré a Jesús, donde nos casamos, donde nuestros hijos fueron bautizados», agregó. El senador por Illinois cortó su vínculo el mes pasado con el ex pastor de esa Iglesia, Jeremiah Wright, quien molestó con sus sermones cargados de racismo y declaraciones antiestadounidenses. Y cuando esta controversia había casi desaparecido, un sacerdote católico se burló de Hillary Clinton, durante un sermón en la Iglesia.

Pfleger se disculpó luego por sus comentarios y fue criticado por Obama y el arzobispo de Chicago.

Dejá tu comentario