La pelea entre potencias, a pleno: Trump ahora atribuye a China una "matanza mundial"

Mundo

Lanzó el ataque más duro que se recuerde desde el inicio de la pandemia de Covid-19. Además acusó a Pekín de "incompetencia". Lo inquietan la recesión y el inédito empinamiento del desempleo.

Washington - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llevó ayer al máximo nivel sus ataques a la gestión de China de la crisis del nuevo coronavirus al afirmar que la “incompetencia” del país asiático fue lo que provocó una “matanza mundial”.

El mandatario republicano se muestra cada vez más indignado por los efectos del Covid-19 en la economía estadounidense y critica diariamente a China, donde el virus fue detectado por primera vez a finales del año pasado.

Trump buscará la reelección en las elecciones de noviembre y necesita encontrar una retórica que lo ponga a salvo de su propio manejo de la emergencia, ampliamente considerado lento y errático. Estados Unidos es el país más afectado del mundo, con casi 92.000 fallecidos.

El jefe de la Casa Blanca se refirió en un tuit al informe de quien describió como “un demente” en China, en el que supuestamente se culpa a otros actores por el avance del virus SARC-CoV-2, y exigió que se le explique a este “tonto” que fue la “incompetencia de China y no otra cosa lo que provocó esta matanza mundial”.

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, sumó leña a la hoguera y dijo ayer a los periodistas que la crisis del coronavirus había terminado con las ilusiones de tener un vínculo más cercano con China.

“Subestimamos de gran manera el grado en el cual Pekín es política e ideológicamente hostil a las naciones libres”, afirmó el secretario de Estado.

Para concluir, Pompeo, uno de los miembros del Gobierno más cercanos a Trump, dijo que China está gobernada por un “régimen brutal y autoritario”. Al inicio de la crisis, Trump desestimó los riesgos y dijo en varias ocasiones que China estaba haciéndose cargo de la epidemia, pero a medida que el virus avanzaba cambió su discurso y comenzó a criticar a Pekín.

En un año electoral en el que el alza del desempleo amenaza sus posibilidades electorales, Trump repite desde hace semanas que el duro balance del virus, que por ahora ha dejado más 320.000 muertos en todo el mundo, podría haberse evitado si China hubiera actuado de forma responsable desde que hubo sido detectado en la ciudad de Wuhan.

La Casa Blanca incluso sugirió, sin dar pruebas y en contra de toda la evidencia internacional, que el virus fue creado en un laboratorio y que escapó a los científicos de forma accidental.

Trump amenazó varias veces a Pekín con imponerle el pago de compensaciones y también amenazó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) con cortar sus contribuciones y hasta dar de baja la membresía de su país por la supuesta ayuda de la entidad a China para ocultar el alcance de la pandemia.

Después de que ambos países disfrutaran de una tregua tras casi dos años de guerra comercial, el encono regresa a pleno a las relaciones diplomáticas bilaterales.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, provocó indignación en Washington en el pasado al mencionar una teoría conspirativa que asegura que el virus fue llevado a China desde Estados Unidos.

“Parece que Estados Unidos olvidó que sus líderes elogiaron públicamente a China por el trabajo contra la epidemia”, dijo ayer Zhao, que denunció que hay “muchos errores y resquicios del lado estadounidense, con sus mentiras y rumores”.

El funcionario responsabilizó a los políticos estadounidenses que quieren exculparse, pero no lo consiguen.

Durante una llamada telefónica con el primer ministro de Bangladesh, Sheij Hasina, el presidente chino, Xi Jinping, pareció volverse hacia Estados Unidos.

Según reportó la agencia china Xinhua, Xi dijo que su país se opone a acciones que interfieran con la cooperación internacional contra la epidemia y que dañan al mundo, y especialmente a los países en desarrollo.

“China está dispuesta a seguir trabajando con la comunidad internacional, incluyendo Bangladesh, para apoyar el liderazgo de la OMS”, dijo Xi.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario