Londres, un blanco largamente esperado

Mundo

Infografía

París - Expertos en terrorismo privilegian la pistaislámica en los atentados perpetrados ayer en Londres y destacaron que Gran Bretaña, durante años protegida de este tipo de terrorismo, ha pasado de ser un santuario de extremistas a objetivo de ataques.

La prudencia se impone a la hora de juzgar el modus operandi de los autores de los atentados de Londres. Los especialistas subrayaron, en primer lugar, la « simultaneidad» de la operación, una marca clásica de la red Al-Qaeda, que recuerda amenazas anteriores contra Gran Bretaña.

«Vista la simultaneidad de los atentados y el hecho de que se ha producido una gran decisión político-deportiva sumada a la celebración de la reunión del G-8 (inaugurada el miércoles en Escocia), la sospecha recae en grupos islamistas», admitió Gregoire Geiger, experto de lucha antiterrorista del Instituto Francés de Análisis Estratégico (IFAS).

• Necesidad

Según él, esta simultaneidad recuerda a los atentados perpetrados en trenes de cercanías de Madrid el 11 de marzo de 2004, en los que murieron 192 personas y fueron reivindicados por Al-Qaeda.

«Después de Madrid, pasaron varios meses sin que hubiera atentados de este tipo, pero Al-Qaeda necesita atacar para existir», explicó
Louis Caprioli, ex responsable de la lucha contra el terrorismo internacional de los servicios de contraespionaje de París (DST, según sus siglas en francés).

Los expertos afirman que varias razones pueden explicar la elección de Londres como blanco de atentados:
su imagen de aliado fiel de los Estados Unidos en Irak, el juicio contra el predicador radical islámico Abu Hamza o la reciente decisión de extraditar a Francia al argelino Rachid Ramda, sospechoso de haber financiadolos atentados de 1995 en París.

• Juegos Olímpicos

Sin embargo, el hecho de haber sido elegido sede de los Juegos Olímpicos de 2012 el miércoles no tendría estrictamente nada que ver, según los especialistas.

«No pienso que la logística de los movimientos islámicos les permita preparar atentados así», aseguró Geiger, descartando que estos grupos hayan preparado proyectos de atentado similares en cada una de las ciudades candidatas a los Juegos Olímpicos.

Después de los atentados del 11 de setiembre de 2001 en los Estados Unidos, «no existe más el pacto entre caballeros entre la policía británica y los movimientos islámicos», recuerda
Dominique Thomas, autor del libro «Londonistán», subrayando que Londres ya no es un santuario. La represión por parte de las fuerzas de seguridad británicas ha provocado la clandestinidad de los radicales, que resultan ahora mucho más difíciles de vigilar, según estos expertos.

Dejá tu comentario