Más audios complican a Berlusconi: prostituta cuenta que le pedía tener sexo sin preservativo

Mundo

El semanario "L'Expresso" publicó nuevas grabaciones de conversaciones de la prostituta de lujo Patrizia D'Addario con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, entre ellas, una en la que un amigo informa a la meretriz de que el líder italiano no usa preservativo.

Las conversaciones, grabadas por la propia D'Addario en dos fiestas celebradas en el palacio Grazioli, la residencia romana de Berlusconi, provocaron ayer la amenaza de tomar medidas legales por parte del abogado del primer ministro Niccolo Ghedini, tras la publicación de las primeras transcripciones.

Los documentos sonoros colgados por L'Expresso en su página web, que están en posesión de la Fiscalía de Bari, recogen las voces de D'Addario, la de un hombre que el semanario atribuye a Berlusconi y la de Giampaolo Tarantini, el empresario que, según varias informaciones de prensa, procuraba mujeres para las fiestas del primer ministro.

En las conversaciones publicadas hoy, Tarantini avisa a D'Addario que Berlusconi
no usa preservativo, a lo que la prostituta protesta y pregunta: "¿Cómo me fío?" El empresario contesta:
"Pero...es Berlusconi".

Otra grabación recoge, según L'Expresso, la conversación entre el primer ministro y D'Addario durante el desayuno, tras una fiesta en el palacio Grazioli, la residencia romana de Berlusconi.

En ella, D'Addario le dice a Berlusconi que "al principio" le ha hecho "muchísimo daño" y él le contesta: "Venga yaaa, no es verdad".

Después, Berlusconi le pregunta su apellido y ella le entrega una tarjeta de visita en la que el primer ministro lee en voz alta el apellido de la prostituta, D'Addario.

En las últimas dos grabaciones Berlusconi se pavonea de su papel en la política internacional, asegura que es el "responsable del organismo internacional que gobernará la economía del mundo" y alaba la herencia artística de Italia.

Ghedini, apuntó ayer que las autoridades judiciales deberían verificar cómo los documentos sonoros han llegado a periodistas, algo que considera "ilícito", y anunció "todas las acciones legales" contra cualquiera que recoja el material.

En medio de la polémica, el Senado italiano rechazó hoy una moción de la principal formación de la oposición, el izquierdista Partido Demócrata (PD), para regular el comportamiento privado de la figura del primer ministro, en referencia implícita al escándalo provocado por las grabaciones de D'Addario.

Dejá tu comentario