Masacre en templo de EEUU: el atacante era un exmilitar

Mundo

El hombre armado que mató a seis personas en un templo sij en el sur de Wisconsin era un exmilitar de Estados Unidos, dijo un funcionario judicial, mientras que una agente de control de grupos extremistas indicó que el atacante tenía vínculos con agrupaciones racistas.

El sospechoso, identificado como Wade Michael Page, disparó y mató a seis personas e hirió gravemente a tres -incluido un oficial de policía- en un templo sij de Wisconsin, mientras fieles se preparaban para un servicio religioso. La policía, que acudió a un llamado, disparó y mató al atacante.

Pese a que la identidad del sospechoso, descrito como un hombre blanco alto y calvo de unos 40 años, no ha sido divulgada oficialmente, Fox News dijo que se trataba de Page, de 40 años, un exsoldado. Page estuvo destinado por un tiempo en Fort Bragg, Carolina del Norte, dijo Fox, citando fuentes no identificadas.

CNN también identificó al atacante como Wade Michael Page y dijo que poseía legalmente el arma que fue utilizada en el tiroteo.Las autoridades dijeron que estaban tratando el ataque como un acto de terrorismo doméstico.

Wade había sido miembro en el 2010 de la banda racista "skinhead" End Apathy, en Fayetteville, Carolina del Norte, dijo Heidi Beirich, directora del proyecto de inteligencia del Southern Poverty Law Center en Montgomery, Alabama. El sospechoso también intentó comprar en el 2000 bienes del grupo neo-nazi denominado Alianza Nacional, agregó la funcionaria. "Eso es todo lo que sabemos de Wade. Aún estamos indagando en nuestros archivos", manifestó Beirich.

Un funcionario estadounidense que pidió no ser nombrado confirmó que Wade había sido militar antes de los ataques del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos. Fuentes militares dijeron que Page, quien sirvió seis años como militar y nunca estuvo desplegado en el exterior, salió de la fuerza en 1998 por "mala conducta". Había sido especialista en operaciones psicológicas en Fort Bragg.

Durante la mañana de hoy, la policía allanaba un departamento en una vivienda de dos casas del vecindario Cudahy cerca de Milwaukee, donde se cree que vivía el atacante. Se dispusieron generadores y focos de iluminación en toda la calle y un escuadrón antibombas estaba en el lugar.

Los nombres de las víctimas se mantenían en reserva, a la espera de la notificación de familiares, aunque algunos miembros de la comunidad dijeron que el presidente de la congregación y un sacerdote estaban entre las víctimas.

El jefe de policía de Oak Creek, John Richards, dijo a CNN que el sospechoso tenía un contexto militar pero no brindó más detalles.

El sospechoso "vivía en una comunidad vecina a la nuestra, estamos haciendo un registro de las 24 horas previas para tener una idea de lo que pretendía hacer, lo que estaba haciendo", dijo Edwards. "Ahora no hay indicios de que hubieran señales de alerta", agregó.

El oficial de policía herido recibió entre ocho y nueve disparos en la cara y las extremidades desde una distancia corta, con un revólver. Ninguna de las heridas ponía en peligro su vida, declaró Edwards.

Dejá tu comentario