Nueva York ordenó la vacunación obligatoria de los trabajadores del sector privado

Mundo

El alcalde Bill de Blasio fue más allá de lo dispuesto por Joe Biden, que limitaba esa decisión a las empresas más grandes. La variante ómicron acecha, pero lo urgente es pelear con la delta, aún sensible a los sueros.

Nueva York - El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció ayer que todos los empleados del sector privado de la ciudad, la más poblada de Estados Unidos, deberán vacunarse obligatoriamente contra el coronavirus a partir del 27 de diciembre.

El alcalde va incluso más lejos que el presidente estadounidense, Joe Biden, cuya orden de vacunación obligatoria, que iba a entrar en vigor el 4 de enero
y que está actualmente suspendida por la Justicia, solo concernía a los trabajadores de las empresas con más de 100 empleados.

Nueva York, la mayor ciudad de Estados Unidos, fue particularmente golpeada por la pandemia en 2020 con al menos 34.000 fallecidos.

La presencia de la variante ómicron del coronavirus está confirmada en al menos 15 estados del país, entre ellos el de Nueva York. Aunque se cree que dicha mutación sería, al menos parcialmente, resistente a los inmunizantes conocidos, la mayor amenaza actual, la variante delta –predominante–, obliga a acelerar la campaña.

Anticipo

“Aquí, en Nueva York, hemos decidido lanzar un ataque preventivo y hacer algo audaz para parar la propagación del covid-19 y los peligros que representa para todos”, dijo De Blasio en la cadena de televisión MSNBC.

Precisó que todos los “trabajadores del sector privado en Nueva York están sujetos a la obligación de vacunarse a partir del 27 de diciembre”, lo que afecta a unas 184.000 empresas y comercios, sin importar el tamaño de su plantel.

Asimismo, a partir del 27 de diciembre, los neoyorquinos mayores de 12 años “tendrán que mostrar dos dosis de la vacuna” para poder entrar en lugares públicos como restaurantes y teatros, precisó.

Por otro lado, los alumnos de entre 5 y 11 años tendrán que haber recibido al menos una dosis de la vacuna a partir del 14 de diciembre para poder participar en actividades extracurriculares consideradas de riesgo como deportes, bandas, orquestas y danza.

“La vacuna es la única forma de salir de esta pandemia”, dijo el alcalde, que concluirá su mandato el 31 de diciembre y será reemplazado por Eric Adams, elegido en las urnas el 2 de noviembre.

Al menos, 89% de los adultos y más de 125.000 menores de entre 5 y 12 años que viven en Nueva York han recibido al menos una dosis de alguna de las vacunas disponibles, mientras que el 94% de los trabajadores de la ciudad están vacunados.

La Alcaldía ya había hecho obligatoria la vacunación entre los empleados de la ciudad, así como de trabajadores de escuelas privadas y cuidadores de menores.

Circulación

La variante ómicron del virus SARS-CoV-2 se ha extendido a alrededor de un tercio de los estados de Estados Unidos, pero la delta todavía representa el 99,9% de los 90.000 a 100.000 nuevos casos diarios de covid-19 en el país Unidos, dijo la directora de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la doctora Rochelle Walensky.

“Todos los días escuchamos sobre casos cada vez más probables, por lo que es probable que ese número aumente”, dijo.

Aunque la aparición de la nueva variante ha causado alarma en todo el mundo, el doctor Anthony Fauci, el principal funcionario de enfermedades infecciosas de Estados Unidos, dijo que “hasta ahora no parece los casos presenten una gravedad elevada”, pero indicó que es demasiado temprano para sacar conclusiones definitivas y que se necesitan más estudios.

Al menos 15 estados han informado casos de ómicron: California, Colorado, Connecticut, Hawái, Maryland, Massachusetts, Minnesota, Misuri, Nebraska, Nueva Jersey, Nueva York, Pensilvania, Utah, Washington y Wisconsin.

Muchos de los casos ocurrieron en personas completamente vacunadas con síntomas leves, aunque se desconoce el estado de la vacuna de refuerzo de algunos pacientes.

Los fabricantes de la vacuna contra el covid-19 están buscando ajustar rápidamente sus inyecciones para apuntar a ómicron y los reguladores estadounidenses han prometido revisiones rápidas, aunque eso aún podría tomar meses.

Dejá tu comentario