Obama piensa en noviembre y le saca ventaja a McCain

Mundo

Washington (EFE, ANSA, DPA) - Barack Obama comenzó ayer a centrar definitivamente su atención en las elecciones generales de noviembre, un día después de quedar a un paso de la candidatura presidencial demócrata y alentado por una encuesta que lo muestra ocho puntos por encima de su rival republicano John McCain.

Luego de vencer ayer en Oregon y de caer ante Hillary Clinton en Kentucky, Obama hizo una pausa en su campaña para las tres internas que quedan -Puerto Rico, Montana y Dakota del Sur- y viajó a Florida, un territorio clave con vistas a las elecciones presidenciales de noviembre y a su eventual duelo con McCain.

«Anoche estuve en Iowa para festejar un momento significativo en nuestra campaña, porque alcanzamos una mayoría de los delegados que se asignan en esta elección. Y, entonces, estamos en el umbral de ser capaces de lograr esta nominación», dijo Obama ante decenas de partidarios en un acto en Tampa, Florida. Clinton también estaba en Florida, en búsqueda de achicar su desventaja presionando para que se revoque la sanción que el partido impuso al estado por adelantar su interna -que ganó la ex primera dama- y se le permita enviar delegados a la convención demócrata que proclamará al candidato de la agrupación, en agosto.

  • Aprendizaje

    En un acto, la ex primera dama dijo que Florida «aprendió por las malas qué pasa cuando sus votos no se cuentan y el candidato con menos votos es declarado ganador», en alusión al disputado escrutinio de la elección presidencial en el estado con el que el republicano George W. Bush llegó a la Casa Blanca, en 2000. «La lección del año 2000 de aquí en Florida es tan clara como el cristal: si no se cuenta ningún voto, la voluntad de la gente no se hace realidad y nuestra democracia se menoscaba», agregó.

    Con su desempeño de ayer en Kentucky y Oregon, Obama, senador por Illinois, quedó a sólo 64 delegados, incluidos superdelegados ( funcionarios y notables de partido) de los 2.026 necesarios para convertirse en el primer candidato presidencial negro en EE.UU., según informó la cadena de noticias «CNN».

  • Mayoría

    Obama también alcanzó el martes la mitad más uno del total de delegados que se pusieron en juego en las 53 internas celebradas hasta ahora en su histórica batalla con Clinton, que fue la interna partidaria más reñida en una generación y que atrajo a las urnas a una cifra récord de 33 millones de votantes.

    Aunque simbólica, se espera que esta marca le asegure el respaldo de los 180 superdelegados que aún no se pronunciaron por algún candidato. En efecto, Obama obtuvo ayer el apoyo de otros dos superdelegados, quienes, a diferencia de los delegados, pueden votar a quien quieran en la convención, sin estar atados al resultado de la interna en el estado al que representan. Clinton, que ayer prometió continuar en una carrera inexorablemente inclinada a favor de Obama, también logró ayer otro superdelegado. Según el diario «The New York Times», 305 apoyan a Obama y 273 a Hillary.

    Al igual que otras internas anteriores, las elecciones de ayer en Kentucky pusieron en evidencia la polarización que la batalla causó en el seno del partido, en especial el rechazo de los seguidores de Clinton a votar a Obama si se convierte en el candidato presidencial y enfrenta a McCain el 4 de noviembre.

    «Si eso es cierto, entonces es un problema. Pero no creo que vaya a ser cierto», dijo el ex senador por Colorado Gary Hart, quien experimentó en carne propia lo devastadoras que pueden ser las divisiones como jefe de campaña de George McGovern en 1972. En declaraciones a «CNN», Hart dijo que Obama hizo bien al haber empezado ya a tratar de unir el partido, y agregó que el senador «ya comenzó, prudentemente, la campañapresidencial». Tan confiado se muestra Obama y tan definida parece la carrera, que el senador ya se permite elogiar a Clinton, luego de seis meses de una interna plagada de golpes bajos y ataques. El martes a la noche, en Iowa, Obama rindió tributo al histórico esfuerzo de Clinton por ser la primera candidata presidencial de su país, al decir que «destruyó mitos, rompió barreras y cambió a EE.UU. donde envejecerán mis hijas y las de ustedes».

    En otro envión para Obama, una encuesta de la consultora Zogby lo mostró con una ventaja de ocho puntos sobre Mc-Cain en un hipotético duelo en las presidenciales. Tras haber registrado un empate técnico con McCain en el mismo sondeo el mes pasado, Obama sacó ahora una ventaja sobre su potencial adversario republicano de 48 a 40%.

    El sondeo también mostró que el senador afroamericano estiró a 26% su ventaja sobre Clinton en la intención de voto a nivel nacional, casi el doble de lo que le sacaba a su rival en abril.
  • Dejá tu comentario