10 de mayo 2011 - 19:40

OTAN: "No tenemos ninguna prueba de que Gadafi siga vivo"

OTAN:  No tenemos ninguna prueba de que Gadafi siga vivo
La OTAN aseguró desconocer si el líder libio, Muamar Gadafi, sigue vivo y negó nuevamente que el coronel sea el objetivo de los ataques aéreos en Trípoli, que persiguen proteger a los civiles. Mientras, los rebeldes se replegaron sobre Ajdabiya, su centro de operaciones, y aguardan un ataque de la coalición internacional para avanzar hacia la capital del país.

"Todos los blancos de la OTAN son blancos militares, lo que significa que todos los que estamos atacando, como en la noche anterior (del lunes) en Trípoli, son centros de mando y búnkers" utilizados por el régimen libio, explicó a la prensa en Bruselas el general brigadier Claudio Gabellini.

La Alianza Atlántica "no apunta contra individuos", aseguró el oficial en teleconferencia desde el cuartel general de Nápoles (Italia), desde donde la OTAN dirige la operación "Protector Unificado" para proteger a los civiles de las fuerzas del líder libio.

Interrogado sobre si Gadafi sigue vivo, el general respondió: "No tenemos ninguna prueba. No sabemos qué es lo que está haciendo ahora", dijo. "En realidad, no estamos interesados en qué es lo que está haciendo. Nuestro mandato es proteger a civiles de los ataques", insistió.

En tanto, los rebeldes libios retrocedieron en el frente oriental hasta Ajdabiya y se concentran ahora en esta estratégica ciudad -principal bastión rebelde- a la espera de que la OTAN ataque posiciones de las tropas de Gadafi para avanzar hacia Trípoli.

Los rebeldes recibieron la orden de la OTAN de retroceder y permanecer en Ajdabiya y aseguró que la Alianza bombardeó posiciones gadafistas, concentradas mayoritariamente en torno al enclave petrolífero de Brega, y destruyó algunos de sus vehículos militares.

Por su parte, Yalal al Galal, portavoz del Consejo Nacional Transitorio (CNT), máximo órgano directivo de los sublevados, confirmó que las fuerzas rebeldes retrocedieron hasta Ajadabiya para permitir a la OTAN que opere en la zona.

Los rebeldes pidieron en numerosas ocasiones a la OTAN que les abra el camino con sus bombardeos para poder avanzar sobre el terreno, ya que, según reiteraron, con las armas de las que disponen no pueden hacer frente a sus enemigos, mejor equipados y organizados.

Dejá tu comentario

Te puede interesar