Pakistán: asesinan a empleados en oficinas partidarias de Bhutto

Mundo

ISLAMABAD, (ANSA) - Tres integrantes del Partido del Pueblo de Pakistán de la ex primera ministra Benazir Bhutto fueron asesinados ayer, al tiempo que el gobierno dijo que levantará el 15 de diciembre el estado de emergencia, un día antes de lo previsto.
Un grupo armado irrumpió en las oficinas del partido de Bhutto en Beluchistan, sudoeste del país, a primera hora de ayer, y mató a los tres integrantes el partido, en un episodio que la policía vinculó con enfrentamientos regionales.

En noviembre, dos simpatizantes de la fuerza de Bhutto, quien regresó al país en octubre tras ocho años de exilio voluntario, fueron muertos en Karachi.

Pakistán se prepara para las elecciones parlamentarias de enero, en medio de una gran crisis política desatada el 6 de octubre con la elección indirecta como presidente de Pervez Musharraf, que tomó el poder ocho años atrás mediante un golpe de Estado.

En medio de las críticas de la oposición y la posibilidad de que la Corte Suprema de Justicia declarara la ilegalidad de su elección por ser entonces jefe de las Fuerzas Armadas, Musharraf decretó el estado de emergencia el 3 de noviembre y destituyó a los jueces de ese tribunal.

Ayer, el fiscal general Malik Muhammed Qayum informó que el gobierno de Pakistán revocará el 15 de diciembre el estado de emergencia, un día antes de lo previsto.

Qayum dijo en diálogo con periodistas que tras la revocación se restablecerá la Constitución con al menos una enmienda, que transfiere del jefe del Ejército al presidente el derecho de gestionar el estado de emergencia.

Asimismo, sostuvo que los lugares vacantes en la Suprema Corte de Justicia paquistaní serán cubiertos la próxima semana con magistrados elegidos por las provincias y designados por el presidente del tribunal, Abdul Hameed Dogar.

En tanto, los partidos que conducen Nawaz Sharif y Bhutto no lograron un acuerdo para unificar una posición frente a Musharraf.

Sharif dijo a la prensa que uno de los puntos de desacuerdo es el reclamo de su partido para que los jueces removidos por Musharraf sean restituidos en sus cargos antes de las elecciones previstas en enero.

En este sentido, sostuvo que en ese reclamo está incluido el ex presidente de la Suprema Corte Iftikar Chaudhry.

El partido de Bhutto considera que esa decisión debe ser tomada por el parlamento tras los comicios.

Por el momento, no hubo acuerdo sobre un boicot conjunto sobre las elecciones, postura que hasta ahora manifestó sólo Sharif.

No obstante, se esperan nuevas reuniones para la semana próxima entre ambos partidos.

Sharif, que estaba en el poder cuando Musharraf ejecutó el golpe de Estado en 1999, retornó a Pakistán el mes pasado.

Dejá tu comentario