Paquistaní de 18 años confesó el ataque a cuchilladas con 4 heridos en París

Mundo

Dos de los heridos se encuentran en estado muy grave. Se producen en momentos en que 14 sospechosos son juzgados como presuntos cómplices de los autores de la masacre de 2015.

El autor principal del ataque en París, cerca del lugar donde se levantaba la redacción de Charlie Hebdo y que dejó 4 heridos, reconoció los hechos, informaron fuentes de la fiscalía.

El joven paquistaní, de 18 años, identificado como Ali H., fue detenido a los pies de la escalinata de la Opera Bastille y no opuso ninguna resistencia. En su prontuario figuran algunos pequeños delitos comunes.

Cuatro personas resultaron heridas en el ataque con arma blanca, coincidiendo con la celebración del juicio por el sangriento atentado que diezmó la redacción de esta revista satírica en 2015.

Dos de los heridos se encuentran en estado muy grave, indicó por su parte la policía de París.

La fiscalía antiterrorista francesa anunció que estará a cargo de la investigación del ataque por "intento de asesinato vinculado a un acto terrorista" y "asociación criminal terrorista", explicó el organismo.

El episodio tiene lugar en momentos en que 14 sospechosos son juzgados como presuntos cómplices de los autores de la masacre de Charlie Hebdo, que en 2015 costó la vida a 12 personas, entre ellas algunos de los caricaturistas más célebres de Francia.y luego de un supermercado judío parisino. Los ataques dejaron un total de 17 muertos.

El 7 de enero de 2015, los hermanos yihadistas Said y Chérif Kouachi entraron con fusiles Kalashnikovs a la sede de la revista, que había publicado caricaturas del profeta Mahoma.

Hace unos días, la directora de recursos humanos de la revista satírica debió abandonar su domicilio después de recibir amenazas de muerte.

Así lo contó la propia directora, Marika Bret, que vive bajo protección policial desde hace cinco años, y señaló que las amenazas eran "suficientemente concretas para ser tomadas en serio".

"Tuve diez minutos para recoger mis cosas y salir de mi casa. Diez minutos para dejar atrás una parte de mi vida, es un poco corto y es muy brutal", dijo a la revista.

Hay "una loca cantidad de odio en torno a Charlie Hebdo", dijo Bret a Le Point, diciendo que la salida forzada de su casa "traduce el nivel de tensión sin precedentes con el que tenemos que lidiar".

Desde el comienzo del juicio y la publicación de nuevas caricaturas controvertidas "hemos recibido todo tipo de mensajes horribles, en particular amenazas de (la red islamista radical) Al Qaeda, y llamadas para terminar el trabajo iniciado por los hermanos Kouachi", dijo Bret.

El 11 de septiembre pasado, Al Qaeda amenazó al semanario con otra masacre por haber publicado nuevamente las caricaturas del profeta Mahoma.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario