Pedro Castillo llamó a sus seguidores a "defender su voto" en Perú

Mundo

El candidato de izquierda afirmó también que "hay que mantener la calma, hay que ser prudente". Al mismo tiempo dijo que respetará el resultado de la elección en la que enfrenta a Fujimori, en la que se espera una ventaja mínima entre cualquiera de los dos candidatos.

El postulante de izquierda Pedro Castillo, quien peleaba voto a voto en el balotaje de Perú con Keiko Fujimori, llamó a sus seguidores a "defender su voto".

El profesor de escuela rural se encuentra en Tacabamba, un pueblo andino en el norte de Perú al que viajó para sufragar, desde donde llamó por Twitter a sus partidarios a las calles para "defender su voto", aunque luego pidió tranquilidad.

Fujimori, en tanto, hizo un llamado a la calma y a esperar el recuento de votos. "Desde ya invoco a la prudencia, a la calma a la paz a ambos grupos, a los que votaron y no votaron por nosotros (...) Vamos a esperar resultados de la ONPE (el supervisor electoral)".

"Hay que mantener la calma, hay que ser prudente, el pueblo sabe lo que hace, el pueblo es inteligente (...) compañeros hermanos, llamo a la más amplia cordura, lo que hemos escuchado no es nada oficial", dijo Castillo con un megáfono en Tacabamba.

Sábado por la noche

Una multitud de campesinos le dio la bienvenida en la plaza de armas de Tacabamba el sábado en la noche, luego de que el candidato llegara desde Lima, donde cerró el jueves su campaña por la presidencia de Perú.

Las casas de Tacabamba estaban embanderadas con carteles y lucían lápices gigantes, el símbolo del partido de Castillo.

"Hay dos proyectos en estos momentos", dijo en la plaza el candidato en referencia a su programa, que propone un mayor rol del Estado en la economía, y al de su rival derechista Keiko Fujimori, fuerte defensora del libre mercado. "Dejo en manos de Dios que el pueblo peruano haga lo más justo y lo más correcto", agregó.

Las referencias a Dios y los pasajes bíblicos nunca faltan en sus discursos, como tampoco en los de Fujimori. Ambos candidatos son católicos conservadores, pero la esposa de Castillo es evangélica.

"Amo a mi patria, quiero mucho a esta tierra y quiero mucho a Tacabamba, la tierra que me vio nacer", añadió ante la multitud Pedro Castillo, quien dio la gran sorpresa al encabezar la votación en la primera vuelta electoral, el 11 de marzo.

Si gana Castillo, "sería el primer presidente pobre del Perú", dijo a la AFP el analista Hugo Otero.

El influyente periodista César Hildebrandt escribió en el semanario que lleva su nombre que si el maestro rural gana "sería el primer presidente sin contacto alguno con las élites. Es verdad: no hay lazo alguno que vincule a Castillo con el empresariado, los militares, la academia".

El hogar de la familia Castillo ahora siempre está custodiado por miembros de las "rondas campesinas", creadas hace más de cuatro décadas por lugareños de Cajamarca, 800 km al norte de Lima, para impedir los robos de ganado. Portan bastones y látigos de cuero.

En los duros años del conflicto armado interno peruano (1980-2000), los ronderos, provistos de armas, se dedicaron también a repeler las incursiones de la guerrilla maoísta Sendero Luminoso.

Dejá tu comentario