Revuelo en Alemania por ayuda en guerra de Irak

Mundo

Berlín (EFE) - La supuesta ayuda de los servicios secretos alemanes (BND) a los estadounidenses a la hora de localizar objetivos militares durante la guerra de Irak, que reveló ayer la prensa alemana, provocó un gran revuelo político en Alemania, país que se opuso tajantemente a la guerra.

El diario «Süddeutsche Zeitung» y una nota del programa «Panorama» de la primera cadena de televisión pública ARD revelaron la presencia del BND en Irak y su ayuda «activa» a los estadounidenses.

Ernst Uhrlau
, entonces coordinador de los servicios secretos en la Cancillería y actual presidente del BND, negó que sus agentes ayudaran a los EE.UU. en las tareas concretas que los citados medios le han imputado, pero con ello no evitó el escándalo.

• Dos agentes

El «Süddeutsche Zeitung» asegura que al menos dos agentes del BND permanecieron en Bagdad durante la guerra y cooperaron en este país con la Agencia de Inteligencia de Defensa de los Estados Unidos (DIA, por sus siglas en inglés) para localizar objetivos militares. Sin embargo, las informaciones sobre lo que hicieron exactamente los agentes del BND en Bagdad son contradictorias. Según este rotativo, los espías alemanes ayudaron a los estadounidenses a «identificar los objetivos que no tenían que ser bombardeados», por ejemplo, hospitales y embajadas. Por el contrario, «Panorama», que citó a fuentes del espionaje estadounidense, sostuvo que los agentes del BND ayudaron a identificar objetivos para bombardear.

Los espías alemanes habrían ayudado a localizar un edificio en el barrio de Mansur en Bagdad donde pensaban que estaba escondido Saddam Hussein. En ese bombardeo del 7 de abril de 2003 murieron al menos 12 civiles. Pero no se encontró rastro del dictador.


Todos los partidos de la oposición -los liberales del FDP, Los Verdes y el Partido de la Izquierda- han pedido que el ministro de Asuntos Exteriores, Franz Walter Steinmeier, comparezca el próximo 18 de enero ante el Bundestag ( Parlamento alemán), para aclarar las actividades del BND durante la guerra en Irak.

La líder de Los Verdes,
Claudia Roth, dijo que, de confirmarse, «sería contradictorio» que por un lado el gobierno del entonces canciller, el socialdemócrata Gerhard Schröder, se hubiera opuesto tajantemente a la guerra de Irak y, por otro, hubiera ayudado activamente en la guerra a los estadounidenses.

Steinmeier y los servicios secretos alemanes confirmaron ayer la presencia de espías alemanes en Bagdad durante la guerra, pero negaron que éstos ayudaran de forma activa a las tropas estadounidenses en Irak en la identificación de objetivos militares. El jefe de la diplomacia alemana dijo que los agentes del BND se quedaron simplemente en Irak para recopilar información para Berlín sobre la situación en Irak y el desarrollo de la guerra. El diario «Der Tagespiegel» aseguró, basándose en una fuente de los servicios secretos alemanes, que la filtración de esta noticia es interesada, pues curiosamente se produce el día en el que Merkel viajó a Washington.

La canciller anunció que en su reunión de hoy con el presidente
George W. Bush le pedirá que cierre el centro de detención de Guantánamo, lo que no ha sentado bien en Washington.

Dejá tu comentario