23 de mayo 2024 - 09:48

Rusia: un nuevo alto cargo del Estado Mayor ruso fue detenido y acusado de corrupción

Se trata del general Vadim Shamarin, jefe adjunto del Estado Mayor para las comunicaciones. En caso de ser encontrado culpable, afronta una pena de hasta 15 años de cárcel.

Vadim Shamarin es el nuevo apuntado en la estructura de Defensa por escándalos de corrupción. 

Vadim Shamarin es el nuevo apuntado en la estructura de Defensa por escándalos de corrupción. 

AP

Un alto cargo del Estado Mayor ruso fue detenido tras ser acusado de corrupción. En esta ocasión Vadim Shamarin será apresado por dos meses y, en caso de ser encontrado culpable, se expone a una pena de hasta 15 años de cárcel.

Shamarin está acusado de haber "aceptado un soborno particularmente importante". La detención ocurre en medio de una reestructuración de alto perfil del liderazgo militar de Moscú a más de dos años de su invasión de Ucrania, y días después de que el presidente Vladimir Putin nombrara a un nuevo ministro de Defensa.

La denuncia por corrupción

Shamarin, quien fuera jefe adjunto del Estado Mayor para las comunicaciones, fue arrestado este jueves por orden de un tribunal militar. El funcionario ruso esta acusado de haber aceptado un "soborno particularmente importante" en un sector, el de la Defensa, que se encuentra en el ojo de la tormenta tras diversos escándalos de corrupción.

Putin 2.avif

Inicialmente, la justicia rusa ordenó el arresto de Shamarin por el lapso de dos meses, tiempo en que se investigará al acusado. En caso de ser hallado culpable, el funcionario puede afrontar una pena de hasta 15 años de cárcel.

Se trata del cuarto arresto de una figura de alto rango de la Defensa desde abril, cuando el viceministro Timur Ivanov fue puesto en prisión preventiva por sospecha de también haber aceptado sobornos. Ante las acusaciones de persecución, el portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov aseguró que "la lucha contra la corrupción es un trabajo continuo, no es una campaña de purgas".

La reestructuración militar del Kremlin

Los escándalos en el sector de Defensa continúan surgiendo en medio de la guerra con Ucrania que inició hace ya más de 2 años. El caso de Shamarin se suma a las recientes detenciones de Timur Ivanov, Yuri Kuznetsov e Ivan Poponov.

Ivanov fue detenido y llevado a prisión preventiva el pasado 24 de abril, en medio de una investigación por presuntamente recibir sobornos. El viceministro de defensa dirigió la compañía militar Oboronstroy, encargada de la construcción de obras públicas para el Ministerio y la reconstrucción de la ciudad ucraniana de Mariúpol, ocupada por tropas rusas desde mayo de 2022.

Por su parte, Kuznetsov - quién era director de la Oficina de Personal del Ministerio de Defensa - fue detenido por presuntamente aceptar un soborno "especialmente grande", apenas unos días del cese de Sergei Shoigu, quien encabezó la cartera durante doce años. Svetlana Petrenko, del Comité de Investigación de Rusia, indicó que Kuznetsov habría recibido el soborno por parte de "representantes de estructuras comerciales" para "llevar a cabo acciones a su favor".

Por último, Poponov, general y ex comandante del 58º Ejército ruso desplegado en Ucrania - quien fuera destituido en julio por haber alertado sobre las dificultades en el frente de batalla - también fue detenido el 17 de mayo. El militar es acusado de ‘fraude en gran escala’” y será mantenido en detención provisoria por un plazo de al menos dos meses. De ser encontrado culpable, Poponov podría afrontar una pena de 10 años de cárcel.

En medio de las denuncias y acusaciones, Putin continúa con la reestructuración de su ministerio de Defensa. Hace unos días, Serguéi Shoigú, ministro de dicha cartera fue sustituido por el economista Andréi Belóusov. Putin justificó el relevo alegando la necesidad de "optimizar" el gasto militar, que explotó al calor del asalto contra Ucrania, iniciado en febrero de 2022.

Dejá tu comentario

Te puede interesar