El opositor ruso Navalny mejora y ya puede respirar por sus propios medios

Mundo

El líder opositor ruso Alexéi Navalny sigue internado en Berlín. "Ayer fui capaz de respirar por mis propios medios todo el día", escribió junto a la foto que lo muestra con su esposa en el hospital.

El líder opositor ruso Alexéi Navalny, hospitalizado en Berlín tras un envenenamiento del que su entorno y varias potencias occidentales culpan a Rusia, dijo que fue capaz de respirar sin ayuda, en sus primeras declaraciones tras el hecho.

"Hola, soy Navalny", escribió el líder de la oposición en una publicación en Instagram en la que aparece con su esposa sentado en su cama en el hospital Charite de Berlín donde fue trasladado para su tratamiento.

"Ayer fui capaz de respirar por mis propios medios todo el día", dijo en esta primera publicación en la red social tras haber sido intoxicado con Novichok, según Alemania, una sustancia neurotóxica que desarrolló Moscú con fines militares en la época soviética.

"Me gusta mucho, es un procedimiento sorprendente y subestimado por muchos. Lo recomiendo", bromeó, diciendo por otra parte a sus seguidores que los "extrañaba", una semana después salir del coma al cual había inducido, informó la agencia de noticias AFP.

El principal opositor del Kremlin, víctima según su entorno de un envenenamiento el 20 de agosto en Siberia, podrá muy pronto abandonar por completo la "ventilación artificial", agregó el hospital en una declaración.

Navalny permanece internado desde el 22 de agosto, dos días después de que supuestamente fue envenenado en territorio ruso.

Análisis realizados tras su traslado a Berlín confirmaron que fue víctima de una intoxicación con el agente nervioso, dijo Alemania.

Dos laboratorios, uno francés y otro sueco, anunciaron que coinciden con las conclusiones alemanas respecto a que el envenenamiento se produjo con el neurotóxico ruso.

Su entorno había denunciado este envenenamiento en cuanto su salud empeoró de forma repentina en un vuelo desde Siberia a Moscú, pero ni los médicos ni las autoridades de Rusia respaldan esta versión.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, calificó ayer de "infundadas" las acusaciones y reclamó una mayor implicancia en las pesquisas, en una conversación telefónica con su homólogo francés, Emmanuel Macron.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario