Saddam acusó a actual ministro iraquí de matar a miles de chiítas

Mundo

El ex presidente iraquí Saddam Hussein fue interrogado hoy por primera vez desde el inicio de su juicio, hace seis meses, y dijo que ordenó ejecuciones de opositores en 1982 porque había pruebas de que planeaban matarlo.

Parado en el estrado solo, como único acusado, varios fiscales hicieron preguntas a Saddam sobre su rol en la matanza de chiitas, pero el ex presidente se mostró elusivo y dio largas respuestas en las que insistió en la "ilegitimidad" del proceso en su contra.

Saddam acusó al actual ministro del Interior iraquí -un chiita- de torturar y asesinar a miles de iraquíes, y discutió casi a gritos con el juez principal Raouf Abdel-Rahman.

La sesión llega un día después de que un grupo de fiscales acusó a Saddam de cargos de genocidio por la matanza de unos 100.000 opositores kurdos en la década de 1980.

En el juicio actual, que comenzó en octubre pasado, Saddam y siete funcionarios de su ex gobierno están acusados de matar a 148 opositores chiitas en la ciudad de Dujail, al sur de Bagdad, en 1982.

El proceso se realiza en Bagdad ante un jurado creado especialmente para juzgar al ex presidente, que podría ser declarado a muerte si es hallado culpable.

Dejá tu comentario