Tensión: EE.UU. arrestó a militares iraníes en Irak

Mundo

Washington (ANSA, AFP, Reuters, EFE) - Estados Unidos confirmó ayer la detención de un grupo de jefes militares y diplomáticos iraníes en Irak y dijo que investiga sus posibles relaciones con la violencia sectaria en ese país árabe. El hecho provocó un fuerte repudio del régimen islamista de Teherán, empeñado en un serio conflicto con la comunidad internacional por su programa nuclear, que advirtió sobre consecuencias «nefastas».

«Sospechamos que se confirmarán nuestras afirmaciones de un compromiso iraní en Irak, pero queremos terminar nuestra investigación sobre los iraníes detenidos antes de definir sus actividades», dijo el portavoz norteamericano, Alex Conant.

Sin precisar cuántos iraníes fueron detenidos, el funcionario explicó que «una reciente operación permitió el arresto de los detenidos en cuestión», de los cuales «dos gozaban de inmunidad diplomática y fueron entregados al gobierno iraquí, que los restituyó a su gobierno».

  • Ejército

    Según el diario norteamericano «The New York Times», varios iraníes fueron detenidos en los últimos días por el ejército norteamericano en Irak y al menos cuatro de ellos -parte de los cuales son jefes militares de alto rango- siguen cautivos del ejército norteamericano.

    El portavoz de la Cancillería iraní, Mohammad Ali Hosseini, calificó de ilegal el hecho y advirtió que tendrá «consecuencias nefastas». La detención «no se adapta a ninguna normativa internacional y tendrá consecuencias desagradables», manifestó Ali Hosseini, quien añadió que su cartera convocó al embajador de Suiza ( representante de los intereses de EE.UU. en Irán) para trasladarle la protesta de Teherán.

    El presidente de Irak, Jalal Talabani (de origen kurdo), también protestó por el arrestode los dos diplomáticos de Teherán, afirmando que habían sido invitados por él al país.

    Hiwa Othman, asesor de medios de Talabani, dijo que «el presidente no está contento. El está conversando con los norteamericanos sobre esto en este momento. Los diplomáticos vinieron a Irak invitados por el presidente».

    Washington acusa a los chiitas de Irán de respaldar a las milicias chiitas que son responsabilizadas de estimular la desbordada violencia en Irak.

    Por otra parte, el régimen de Teherán -tutelado por el guía espiritual Ali Khamenei- anunció que profundizará su actividad nuclear con la instalación de 3.000 centrífugas para el enriquecimiento de uranio, en respuesta a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, a la que juzgó como «un pedazo de papel», que le dio un plazo de 60 días para abandonar sus planes bajo amenaza de imponerle sanciones.

    La resolución número 1.737 prohíbe la comercialización con Teherán de equipos o tecnología que puedan contribuir al desarrollo de su programa nuclear. La medida fue presentada por Francia, Alemania y Gran Bretaña y fue votada por los 15 miembros del Consejo de Seguridad, incluidos China y Rusia, quienes eran partidarios de medidas menos duras.
  • Dejá tu comentario