Día del Trabajador en Europa: manifestaciones y enfrentamientos con la Policía en las principales ciudades

Mundo

Las capitales de Francia, Alemania, Bélgica y Turquía se colmaron de manifestantes que expresaron su descontento con los gobernantes a raíz de la dificil situación económica.

El papa Francisco invitó hoy a "renovar el compromiso para que el trabajo sea digno en todas partes" y promueva el crecimiento de "una economía de paz", en el marco del Día Internacional de los Trabajadores, que fue celebrado en distintos países de Europa con actos oficiales y desfiles de vehículos, pero también con reclamos de los trabajadores.

"Hoy es el Día del Trabajo, que sea un estímulo para renovar el compromiso para que el trabajo sea digno en todas partes y para todos y que la voluntad de hacer crecer una economía de paz venga del mundo del trabajo", exclamó el pontífice durante el rezo del Regina Coeli en el Vaticano frente a miles de fieles que lo siguieron desde la Plaza San Pedro.

"Y me gustaría recordar a los trabajadores que fallecieron en el trabajo una tragedia muy extendida, quizás demasiado", agregó, citado por la agencia de noticias italiana ANSA.

En Alemania, las celebraciones estuvieron marcadas por numerosos actos en todo el país, especialmente en Berlín y Hamburgo, con desfiles de motocicletas y bicicletas, protestas contra las restricciones del coronavirus y manifestaciones y acciones de grupos de izquierda y de izquierda radical.

Violence erupts as Paris May Day protest 2022 ends in scuffles between police & protesters

Se preveía que unas 20.000 personas se manifestaran en el distrito berlinés de Neukoelln y las autoridades anunciaron el despliegue de 6.000 policías en la capital, informó la agencia de noticias alemana DPA.

En paralelo, de acuerdo con un vocero policial, en Dortmund, la policía dispersó manifestantes de izquierda que intentaron atacarlos, mientras que un vocero del grupo Antifa Autonoma 170 denunció que la policía había reprimido una contramanifestación pacífica a una marcha de extrema derecha.

En el caso de Italia, el presidente Sergio Mattarella ofreció un discurso en el Quirinal, palacio presidencial, en el que enfatizó que la seguridad en el trabajo y "la integridad de la persona y de los trabajadores es parte esencial" del "pacto constitucional", y que "el trabajo es un instrumento de progreso y afirmación de las personas" y "no un juego de azar potencialmente letal".

En ese sentido, propuso "un pacto de alianza entre instituciones, sociedad civil, fuerzas sociales y económica, para luchar contra un flagelo que trastorna la vida de demasiadas familias, representa una humillación para el mundo empresarial y una derrota para quienes, al producir bienes y servicios, ven su negocio desfigurado por estas muertes", exhortó, informó la agencia de noticias italiana ANSA.

En Francia, la celebración por el Día Internacional de los Trabajadores se centró en París y contó con la participación de líderes de partidos de izquierda, como Jean-Luc Mélenchon, de Francia Insumisa, quien pidió "sacrificarlo todo por los objetivos de la lucha" y "superar rencores", de cara a las elecciones legislativas del 12 de junio.

La movilización partió desde la Plaza de la República, tras las concentraciones previas de esta mañana en múltiples ciudades francesas, con Lyon a la cabeza, donde marcharon unas 6.000 personas. De acuerdo con ANSA, se reportaron enfrentamientos entre un grupo de jóvenes vestido de negro y la policía, que los reprimió.

También se reunieron en Burdeos unas 1.900 personas según la Policía y 4.500 según los organizadores; 3.600 en Marsella; 3.500 en Toulouse; y entre 1.500 a 2.500 en Estrasburgo, de acuerdo con el diario local Le Figaro.

En tanto, en España, el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, manifestó en un tuit que trabajaba con "la legislatura, diálogo social y políticas públicas" para "proteger los derechos laborales, garantizar las mejores condiciones de trabajo, la igualdad entre hombres y mujeres o impulsar la formación para el empleo", informó la agencia de noticias Europa Press.

En Bruselas, la manifestación dejó como saldo vehículos y comercios dañados luego de que un pequeño grupo de personas aprovechasen la marcha para hacer grafitis en coches o en escaparates de tiendas, así como para romper cristales de algunos vehículos, según la agencia de noticias Belga.

Inscripciones como “demasiado caro” o el eslogan “ACAB” (siglas en inglés de “Todos los policías son bastardos”) se escribieron sobre los vehículos. Lo mismo ocurrió en algunas paradas de autobús. La Policía belga informó de varios incidentes.

En tanto que en Estambul, al menos 188 personas fueron arrestadas este domingo por intentar participar en manifestaciones del Primero de Mayo, prohibidas desde hace años por las autoridades, informó el diario turco Cumhuriyet.

La mayoría fueron detenidos cuando trataban de llegar a la plaza de Taksim, el centro durante años de las manifestaciones y marchas por el Primero de Mayo, y que hoy estaba cerrada y custodiada por la Policía.

Temas

Dejá tu comentario