Trump sentencia: "La era de la globalización se terminó"

Mundo

En una entrevista con Fox News, el republicano agregó que sopesa cortar las relaciones con China, país al que acusa de haber desinformado sobre las consecuencias del Covid-19.

Washington - El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó ayer que la pandemia de coronavirus demuestra que la era de la globalización se terminó, y advirtió que no renegociará el acuerdo comercial con China, país con el que podría cortar las relaciones bilaterales.

“Es el momento para tener un dólar fuerte”, subrayó ayer el mandatario en una entrevista con Fox Business, de Fox News, un día después de que se reforzara la moneda norteamericana luego que el jefe de la Reserva Federal Jerome Powell rechazara la idea de tasas de intereses negativas.

Trump afirmó además que la tasa de desocupación en el país no descenderá por debajo del 10% antes de septiembre, al tiempo que prevé que la economía vivirá “una transición” en el tercer trimestre de este año y que Estados Unidos “será de nuevo fuerte” en 2021.

Respecto a la relación de Washington con Pekín, Trump advirtió que podría cortarlas, en el marco de las tensiones comerciales y las acusaciones contra el gigante asiático por su manejo de la pandemia de coronavirus, originadas en ese país a fines de 2019.

“Hay muchas cosas que podemos hacer, podríamos cortar toda la relación”, indicó en entrevista con Fox News.

“¿Qué pasaría? ¿Ahorraríamos 500 mil millones de dólares?”, se preguntó en referencia al déficit comercial que sostiene con

China, aunque la cifra anual más reciente es de 345 mil millones de dólares. Si bien destacó su buena relación con el presidente chino Xi Jinping, subrayó que “ahora” no quiere hablar con él.

Cuando surgió el brote de coronavirus en Wuhan (China), Washington y Beijing firmaban un acuerdo comercial de Fase 1 aclamado por el republicano como un gran logro.

“Estoy muy decepcionado con China”, expresó ayer Trump, en la entrevista que fue grabado el miércoles. “Nunca debieron dejar que esto sucediera. Firmé un gran acuerdo comercial, pero ahora no me parece lo mismo. La tinta apenas estaba seca y se desató la plaga. Y no siento lo mismo”.

Según el acuerdo de Fase 1 firmado en enero, Pekín se comprometió a comprar bienes y servicios estadounidenses por un valor adicional de al menos 200.000 millones de dólares durante dos años, mientras que Washington acordó reducir por etapas los aranceles sobre los productos chinos.

“Tenemos mucha información, y no es buena. Ya sea que provenga del laboratorio o de los murciélagos, vino de China, y deberían haberlo detenido. Podrían haberlo detenido, en su origen”, señaló. “Se les fue de control”, acotó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario