Rusia y Ucrania chocan con las versiones sobre un asalto final a la planta Azovstal

Mundo

Moscú recordó que el presidente Putin ordenó el fin de asedio. Pero Kiev denuncia "violentos combates" y la pérdida de contacto con sus soldados.

Rusia desmintió este miércoles que las fuerzas rusas estén llevando a cabo un asalto contra la acería Azovstal, ultimo reducto controlado por las fuerzas de Ucrania en la ciudad de Mariúpol (sureste), mientras que Kiev denunció "violentos combates" y la pérdida de contacto con sus soldados.

"La orden fue dada [el 21 de abril] públicamente por el comandante en jefe [el presidente Vladímir Putin] de anular cualquier asalto. No hay asalto" en este momento, dijo el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov,

También explicó que las tropas rusas rodean el lugar y solo intervienen para "cortar rápidamente los intentos" de los combatientes ucranianos de llegar a "posiciones de tiro".

"Violentos combates" se registran en la acería Azovstal de Mariúpol, afirmó el miércoles el alcalde Vadim Boïtshenko. "Se perdió el contacto" con las fuerzas ucranianas que están dentro de la acería y no hay manera de saber "qué está pasando y si están en seguridad o no", agregó.

El Ministerio de Defensa de Rusia solo había anunciado ataques aéreos y de artillería para "destruir las posiciones de tiro ucranianas".

Rusia, que lleva a cabo una ofensiva militar en Ucrania desde el 24 de febrero, controla gran parte de Mariúpol.

Después de semanas de asedio, la ciudad está en gran parte devastada. Pero los últimos defensores ucranianos resisten en la vasta red de galerías subterráneas de la acería de Azovstal, difíciles de asaltar o destruir mediante bombardeos.

Temas

Dejá tu comentario