Trump sobre la vacuna de Rusia: "Saltearon muchos ensayos"

Mundo

El presidente de Estados Unidos opinó sobre la vacuna Sputnik V que anunció hace unos días el gobierno de Rusia, con dudas sobre la veracidad de su desarrollo.

Clásico a su estilo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no tardó en criticar el anuncio del gobierno de Rusia sobre que habían patentado una vacuna contra el coronavirus, afirmando que en el proceso de desarrollo se “saltó ciertos ensayos” y que eso no sucederá en ninguna de las vacunas que sean creadas por empresas estadounidenses. Esto sucede mientras la pandemia continúa avanzando sin control en Norteamérica, dejando más de 168 mil muertos y 5,2 millones de contagiados totales.

En conferencia de prensa desde la Casa Blanca, Trump dijo: "No sabemos mucho sobre ella, esperamos que funcione, de verdad, esperamos que funcione. (Pero) se saltaron ciertos ensayos, y nosotros creemos que es importante atravesar todo el proceso". Igualmente, no es el único en mostrarse escéptico sobre la veracidad de los testeos rusos y la efectividad de su vacuna, con varios expertos de diversas partes del mundo apuntaron contra el gobierno de Vladimir Putin por no dar más información sobre el desarrollo y los testeos realizados.

Vacuna Coronavirus Sputnik V Rusia.jpg
La vacuna de Rusia, Sputnik V, había sido anunciada hace algunos días por el presidente Vladimir Putin.

La vacuna de Rusia, Sputnik V, había sido anunciada hace algunos días por el presidente Vladimir Putin.

El director de los Institutos Nacionales de Salud, Francis Collins, comparó ayer con una "ruleta rusa" la decisión de los desarrolladores de la vacuna en Rusia de saltarse lo que describió como "partes fundamentales" del proceso de aprobación.

Además, Trump insistió en que los laboratorios estadounidenses están también "muy avanzados" en su desarrollo de la vacuna y que anunciarán algo "en un futuro no muy distante".

Por otro lado, aseguró que Estados Unidos ya tiene "tres candidatas en ensayos clínicos de fase tres", y que en el momento en el que una de ellas se apruebe, ya estarán disponibles 100 millones de dosis para vacunar a los estadounidenses "antes de fin de año", con el objetivo de producir "poco después" 500 millones más.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió esta semana con cautela la noticia de que Rusia había registrado la primera vacuna del mundo contra el coronavirus, y señaló que esta, como el resto, deberá seguir los trámites de precalificación y revisión que marca el organismo.

El organismo con sede en Ginebra había citado entre esas seis a tres candidatas a vacunas desarrolladas por laboratorios chinos, dos estadounidenses (de las farmacéuticas Pfizer y Moderna) y una británica, desarrollada por AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford, pero la vacuna de Rusia no había sido nombrada como una de las más avanzadas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario