Venezuela: oposición y oficialismo pulsean este domingo en elecciones regionales

Mundo

El oficialismo y la oposición de Venezuela medirán este domingo sus fuerzas en las elecciones regionales, varias veces postergadas, que marcarán el pulso democrático en el país petrolero, tras una campaña opacada por las denuncias del antichavismo ante supuestas irregularidades del gobierno.

En medio de una crisis política y social, marcada por cuatro meses de protestas callejeras contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro y luego de un infructuoso diálogo entre el chavismo y la oposición, los venezolanos elegirán gobernadores en los 23 estados del país.

La compulsa, pendiente desde diciembre del año pasado, fue adelantada a octubre luego de que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) se lo exigiera al Consejo Nacional Electoral (CNE) que los había programado primero para el pasado julio y luego para finales de este año.

La convocatoria excluyó, sin embargo, la renovación de los legisladores regionales electos en 2012 y cuyo periodo también está vencido.

Con 20 gobernaciones bajo control del oficialismo y sólo tres a manos de la oposición, el resultado tendrá un fuerte impacto en un país con una alta división política y un contexto económico adverso.

Si la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) obtiene la mayoría, rompería con el dominio que tiene la coalición gobernante en las regionales desde 2000, mientras que, si Maduro logra mantener sus bastiones, demostraría que su partido sigue siendo competitivo más allá del descontento hacia su gobierno.

Pero la indiferencia de los votantes, una boleta confusa y la reubicación a último momento de casi 300 centros de votación podrían desfavorecer la participación en el primer duelo electoral desde el triunfo de la MUD en las parlamentarias de diciembre de 2015.

Si bien hay casi 20 millones de venezolanos habilitados para votar, históricamente menos de la mitad participan de los sufragios, por lo que el desafío de los opositores es movilizar a sus simpatizantes pese a las trabas denunciadas en las últimas semanas. La mayoría de las encuestas dan ganadora a la oposición.

"Ténganlo claro gente del PSUV (gobernante Partido Socialista Unido), Fuerza Armada Nacional, comunidad internacional: todos nosotros estamos preparados para detectar, denunciar y reaccionar ante cualquier intento que pretenda torcer la voluntad popular", advirtió hoy el vocero de la MUD Freddy Guevara, según reprodujo la agencia de noticias EFE.

Esta semana, la decisión del CNE de reubicar 274 centros electorales, 204 "por razones de violencia" y 70 por "fallas en la infraestructura" de los colegios, fue denunciada por la MUD como "una nueva maniobra" del gobierno de Maduro para evitar el voto opositor, al pretender colapsar algunas escuelas con exceso de votantes o asignar a electores en lugares distantes.

"Esto es un nuevo reto ante la ilegalidad, trampa y abuso del régimen. La fórmula es votar masivamente, ser solidarios con aquellos que han sido reubicados, trasladar a aquellos que no pueden ir por sus propios recursos", dijo ayer el coordinador del Comando Nacional de Campaña de la MUD, Gerardo Blyde, a periodistas.

Por su parte, el líder opositor Henrique Capriles advirtió que tras la culminación de "una campaña electoral atípica", los venezolanos van a un proceso "en las peores condiciones" hasta ahora registradas en comicios, reportó la agencia de noticias ANSA.

"En la peor crisis en nuestra historia y siguen fregándole la vida a la gente; vote contra el Gobierno, vote a favor de Venezuela, no deje el espacio en blanco", pidió Capriles, quien no pudo optar a la reelección como gobernador del estado de Miranda por haber sido inhabilitado políticamente por 15 años.

Desde el gobierno, en cambio, restaron importancia a las denuncias de los adversarios a Maduro.

"Como asambleístas hemos instruidos al CNE para que actué con todo rigor y aplique todas las decisiones y reglamentos establecidos y que proceda a reubicar algún centro de votación y a sancionar aquellos que obstaculicen el desarrollo normal de este proceso y la participación democrática del pueblo", expresó Darío Vivas, constituyente y vicepresidente de movilización del gobernante PSUV.

"Vamos a ver qué va a decir ahora la derecha, el emperador Donald Trump. Ellos creen que aquí hay una dictadura y que no se deja participar a la oposición y ahí están participando todos en una elección que será directa, secreta y universal", agregó.

En total, 13.559 centros de votación fueron habilitados para las regionales, que contarán también con la participación de cerca de 70 observadores internacionales y 1.240 nacionales "con amplio nivel de acceso para el desarrollo de su actividad", según informó la presidenta del CNE, Tibisay Lucena.

Dentro de los observadores internacionales, destacan los miembros del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (Ceela), académicos, activistas sociales, políticos, parlamentarios y periodistas, así como integrantes de movimientos sociales y de defensa de los derechos humanos de Estados Unidos y de países de América Latina y Europa.

"Estamos nosotros satisfechos, confiados de que mañana el proceso electoral se va a llevar con absoluta transparencia; los resultados van a ser los adecuados", dijo hoy el presidente del Ceela, Nicanor Moscoso, tras detallar que hicieron doce auditorías al sistema electoral y que en cada uno los partidos políticos manifestó conformidad.

Pero el conflicto podría producirse una vez transcurridos los comicios, frente a la negativa de la MUD de juramentar sus cargos ante la ANC, a la que consideran ilegal.

"Todo el que vote el domingo estará votando por la Asamblea Nacional Constituyente, reconociendo su poder, porque es la ANC quien convoca, quien organiza", dijo Maduro esta semana durante una entrevista telefónica con la televisión pública estatal VTV.

Dejá tu comentario