Venezuela: se derrumban las exportaciones de PDVSA por la escasez de diluyentes

Mundo

Los registros de septiembre son los peores en un año. La Faja de Orinoco, duramente afectada por la escasez, sufre cortes periódicos de producción.

Las exportaciones de petróleo de Venezuela se hundieron en septiembre a su menor nivel en casi un año, afectadas por la falta de diluyentes que forzaron cortes de producción en la Faja del Orinoco, según documentos y datos de seguimiento.

Años de mala gestión y las sanciones impuestas por Estados Unidos le han restado margen de maniobra a la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) para generar e importar suficiente crudo ligero y productos refinados para convertir su crudo extrapesado en variedades exportables.

La escasez de diluyentes ha mantenido a la Faja del Orinoco en emergencia, declarada por PDVSA desde agosto debido a la suspensión forzosa de producción en algunos proyectos y estaciones de mezcla, lo que también ha creado retrasos para exportar, según los documentos de la compañía.

PDVSA y sus empresas mixtas exportaron en septiembre 414.000 barriles por día (BPD) en 19 cargamentos, una disminución de 34% respecto al mes anterior y el promedio más bajo desde octubre de 2020.

Alrededor de dos tercios de los embarques zarparon rumbo a Asia, el principal destino del petróleo de Venezuela, mientras que 77.500 bpd de crudo y productos refinados se dirigieron a Medio Oriente y 58.000 bpd fueron recibidos por Cuba, aliado político del presidente Nicolás Maduro.

La producción en la Faja podría rebotar a su nivel promedio del año pronto. A fines de septiembre, el tanquero Dino I de bandera iraní comenzó a descargar 2,1 millones de barriles de condensado que prevén ser utilizados como diluyentes por las empresas mixtas Petrolera Sinovensa, Petrocedeño y Petropiar.

Se espera que una segunda carga del condensado iraní llegue en las próximas semanas como parte de un contrato de intercambio entre PDVSA y la estatal iraní NIOC que proporcionaría suministros durante al menos seis meses.

Irán, cuya cooperación con Venezuela se ha profundizado en medio de sanciones impuestas por Washington a ambas naciones, envió un embarque más pequeño de condensado en julio, y entre febrero y abril suministró gasolina para el país sudamericano.

Temas

Dejá tu comentario