15 de septiembre 2009 - 22:50

Zelaya reiteró que vuelve a Honduras: "Será antes del último día de setiembre"

Manuel Zelaya.
Manuel Zelaya.
El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, anunció que retornará al país a finales de septiembre para su restitución, pero el mandatario de facto Roberto Micheletti dijo que sólo una invasión militar de Estados Unidos podrá sacarlo del poder.

Zelaya dio declaraciones desde Nicaragua a la Radio Globo de Tegucigalpa, para referirse a la celebración del 188 aniversario de la independencia de Honduras de la Corona española.

Indicó que él no puede decir el día que regresará a Honduras, porque sería alertar a los militares para que no lo dejen entrar, pero "sí les garantizo que será antes del último día del mes de septiembre".

Zelaya, derrocado por un golpe militar el 28 de junio pasado, dijo que antes de regresar a Honduras debe "agotar todas las instancias internacionales que están asfixiando al gobierno golpista en apoyo al pueblo hondureño".

"Mi retorno garantiza que el país vuelva al camino de la democracia y vayamos a las elecciones el próximo 29 de noviembre (...), yo soy respetuoso de la democracia, yo no voy a gobernar un día más de los cuatro años para los que me eligió el pueblo (que vence el 27 de enero), pero tampoco un día menos", expresó.

Subrayó que "los golpistas están recibiendo una gran lección por este gran error que cometieron, no pudieron engañar al pueblo hondureño ni a la comunidad internacional, y en los próximos días vienen las grandes rectificaciones que necesita Honduras para retornar a la paz y a la democracia".

Señaló que el Frente Nacional de Resistencia Contra el Golpe de Estado "debe sentirse fortalecido porque estamos ganando la batalla, lo acontecido en Honduras se discute en todos los foros internacionales".

La comunidad internacional, según Zelaya, no acepta el "cruento golpe que suprimió el deseo del pueblo hondureño de vivir en democracia, instalando una dictadura militar que asaltó y secuestró al presidente que el pueblo escogió en las urnas para imponer por la fuerza de las armas al señor Romeo Vásquez (jefe de las Fuerzas Armadas) y al señor Roberto Micheletti, en nombre de una pequeña élite económica que ya se ha apropiado de nuestro recursos naturales, de los servicios públicos y hoy se ha apropiado de lo tres poderes del estado".

"Hoy el pueblo hondureño ha despertado y está de pie reclamando una verdadera independencia y libertad, y las reformas nadie podrá detenerlas", apuntó.

Por su parte, Micheletti pidió a sus opositores que reflexionen, porque "no hay forma de cambiar un gobierno democrático, nosotros somos un gobierno que respeta la constitución de la república, y les pedimos que la vean, al leerla se van a convencer que no tienen opción más que continuar en las calles apedreando y golpeando gente".

Al ser consultado sobre si teme que Estados Unidos imponga nuevas medidas de presión, además de la suspensión de la cooperación económica a Honduras y la cancelación de visas para los golpistas, para que Zelaya sea restituido, Micheletti dijo que "solo que vengan aquí a invadirnos es la única presión menos que podríamos tener, y ahí por lo demás pueden hacer lo que quieran, nosotros estamos firmes en nuestras posiciones y tenemos fe en Dios que esto después del 29 de noviembre (con las elecciones generales) va a terminar".

Dejá tu comentario

Te puede interesar