El interior extrema controles para desalentar circulación desde AMBA

Nacional

Con el fin de limitar el ingreso, en los accesos a los distritos harán test de olfato y se pedirá permiso municipal y hasta certificado de hisopado negativo.

A horas de que la nueva fase de la cuarentena entre en vigencia en el AMBA, los municipios del interior se vieron obligados a tomar una serie de medidas de control más exhaustivas de las que ya venían realizando.

Producto de la gran cantidad de personas que todavía intenta pasar esta nueva fase del aislamiento social, preventivo y obligatorio en distritos donde las restricciones son menores, las postas de seguridad en los accesos a las comunas del interior endurecieron los requisitos para desalentar a los viajeros.

El primero en activar fue Mar del Plata donde ahora, para ingresar, además de los permisos habituales, se necesitará una autorización de la Secretaría de Seguridad local que sólo podrá tramitarse con 96 horas de antelación.

Pero no es la única ciudad que llevó adelante una acción de estas características. En Coronel Pringles, el intendente Lisandro Matzkin dispuso una medida similar a la marplatense y, además, se le negará el acceso a cualquier persona proveniente del AMBA o de zonas con transmisión comunitaria. “La medida, en consonancia con los anuncios efectuados el pasado viernes por el Presidente de la Nación, busca proteger y consolidar los avances logrados por la comunidad de Pringles al pasar a Fase 5 mediante restricciones de ingreso”, informaron a través de un comunicado.

En Balcarce, el jefe municipal Esteban Reino aumentó los controles en el cruce de la ruta 226 y 55, donde se realizarán controles de temperatura, saturación de oxígeno olfato. Y es que lo que parece un exceso va en sintonía con aquello que, aunque parezca difícil de entender, todavía sigue sucediendo.

El caso de una familia de Tigre que intentó mudarse a Mar del Plata en las últimas horas es sólo un ejemplo más de la cantidad de personas que, pese a los pedidos constantes de las autoridades nacionales, provinciales y municipales, aún intentan ingresar a otras localidades con todos los peligros que implica para los habitantes de la región donde se pretende ingresar.

Las carteras de Seguridad de los municipios se ven en la obligación de modificar los retenes constantemente ya que en buena parte de los distritos se abren caminos rurales previos para evadir los controles y poder lograr su cometido.

Más allá del pedido nacional y provincial, los intendentes también buscan que, en estas dos semanas, baje lo máximo posible la circulación de los transportistas. En esa línea, el intendente de La Costa, Cristian Cardozo, les solicitó a los comerciantes y empresarios que “administren las compras provenientes de otras ciudades para así reducir la circulación de camiones y proveedores”.

Sin duda, los casos de control más extremo se dan en Alberti y en General Pinto donde para poder ingresar a los distritos será necesario presentar un certificado que acredite el test negativo para coronavirus. En ambos casos se deberá exhibir “el resultado de diagnóstico de PCR en el que conste NO DETECTABLE la presencia del virus Covid-19”.

A más de cien días de comenzada la cuarentena, los distritos del interior intentan, como pueden, mantener la distancia social con el AMBA. Y a juzgar por los números, por el momento, lo vienen logrando.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario