Buenos Aires: buscan declarar esenciales a los trabajadores de la salud mental

Nacional

Una senadora de Juntos por el Cambio presentó un proyecto para que los bonaerenses puedan ser asistidos de manera presencial por un profesional de la salud mental bajo un protocolo que garantice la seguridad sanitaria.

La senadora de Juntos por el Cambio, Aldana Ahumada presentó un proyecto de resolución en la Cámara alta bonaerense con el fin de que el Ejecutivo provincial adopte las medidas necesarias para declarar la excepción al aislamiento social, preventivo y obligatorio a aquellas personas que necesiten atención personalizada y presencial en los consultorios de profesionales de la salud mental.

Ahumada busca de esta manera que los trabajadores independientes de la salud mental puedan ser declarados esenciales para poder “brindar la ayuda necesaria para un tema que no está tan visibilizado”, asegura la legisladora en diálogo con Ámbito. “Hay que entender que lo emocional es atendible. Y que en la actualidad hay un cuadro de incertidumbre que, ligado a un cuadro de vulnerabilidad económica y social, y a un miedo a contagiarse de Covid-19, pasa a ser un tema al que hay que darle la importancia que requiere”, agrega.

Luego de más de 110 días de cuarentena, Ahumada considera que “hay chicos que dejaron de tener rutinas y contacto social. Abuelos, en la misma situación. Gente que vive sola. Una serie de situaciones que generan angustia y que en la pospandemia van a venir con un arrastre muy grande si no pueden ser tratadas desde el hoy”.

Para llevar a cabo esto, la senadora propone que todos los profesionales relacionados a la salud mental puedan ejercer en consultorios con un protocolo que garantice la seguridad sanitaria: sistema de turnos espaciados, desinfección pertinente y distancia de más de dos metros entre terapeuta y paciente. “Hoy los hospitales funcionan en su totalidad. Pero no dan turnos para que puedas tener un tratamiento prolongado para estos temas. Sumado a que la gente tiene miedo de ir a un hospital. Hay gente que resuelve por teléfono o videollamada, pero hay una gran cantidad de personas que no cuentan con las herramientas necesarias o la situación habitacional para generar un espacio de confianza”, suma Ahumada.

Sumado a este proyecto, la senadora también presentó un proyecto de ley a principios de abril para la creación de un número de teléfono destinado a aquellas personas que estén atravesando algún cuadro difícil desde lo mental y, según las urgencias, poder ser derivados. “Todos somos conscientes de que la salud mental repercute en la física y no se están tomando las mismas acciones al respecto. Después de 100 días esto nos atañe a todos. Los propios infectólogos manifiestan la importancia de atender lo emocional. Estamos viviendo una realidad distinta y eso genera movimientos internos que se manifiestan”.

Para cerrar, Ahumada también expone la situación de los profesionales de la salud para un país que, se sabe, es uno de los más psicoanalizados del mundo. “No escapan a la realidad de todos. No están trabajando ni al cincuenta por ciento de lo que tenían antes. Es difícil pensar en la pospandemia sino logramos un equilibrio”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario