Pobreza: Mendoza contrasta datos del Indec con un estudio provincial

Nacional

Trabajo local arroja 38,4% para la ciudad capital, contra 44,6% que había difundido Nación para el semestre pasado. El gobernador Suarez había cuestionado a la Casa Rosada por distorsionar índice.

El mes pasado, el gobernador Rodolfo Suarez sumó un nuevo frente de batalla contra Nación, al cuestionar la medición de pobreza que había difundido el Indec. El mandatario radical puso dudas sobre el 44,6% de pobres que el organismo estadístico nacional estimó en el Gran Mendoza (la capital y los departamentos aledaños) para el segundo semestre de 2021, al tiempo que deslizó sospechas sobre “motivaciones políticas” que inflaron el indicador. Ahora, el gobierno mendocino publicó su propio informe para el periodo, en que el guarismo retrocede al 38,4% para el Gran Mendoza y así contrasta los números informados por el Indec.

La Dirección de Estadísticas e Investigaciones de Mendoza (DEIE) lanzó esta semana su reporte, en el que señala que a octubre del año pasado un 41,1% de los mendocinos se encontraba debajo de la línea de pobreza, pero de ceñirse el dato al Gran Mendoza (el conglomerado que mide el Indec) el porcentaje desciende a 38,4%. Es decir, un 6,2% de diferencia repecto a lo establecido por el organismo nacional. No obstante, hay algunas diferencias en los parámetros entre ambos estudios.

“La población aproximada de las zonas urbanas de la provincia de Mendoza en el año 2021 es de 1.438.296 personas, constituidas en 425.800 hogares. Los porcentajes presentados muestran que, en el mes de octubre de 2021, se encuentran debajo de la línea de pobreza alrededor de 126.463 hogares, que incluyen 591.140 personas aproximadamente. Dentro de este conjunto, 14.903 hogares se encuentran bajo la línea de indigencia, los cuales incluyen aproximadamente a 77.668 personas indigentes”, menciona el informe de la DEIE.

En la provincia aclararon que el trabajo no se realizó para zanjar la polémica con el Indec -y por ende con el Gobierno nacional-, sino que se trata de un relevamiento que se publica cada año desde 2016, desde que el radicalismo retorno al Ejecutivo provincial en la gestión de Alfredo Cornejo. “Tanto en el Indec como en la DEIE utilizamos instrumentos muy sólidos de medición. Nosotros censamos 5.000 viviendas en Mendoza y el Indec 1.000. En nuestro caso tomamos para trazar las líneas de pobreza e indigencia una canasta con pautas de consumo local, mientras que le Indec se basa en una canasta de Buenos Aires adaptada a las diferentes regiones”, dijo el titular de la DEIE, Facundo Biffi.

pobreza mendoza.pdf

El funcionario afirmó que para trazar la línea de indigencia, por caso, la provincia estima un ingreso de $9.500 y Nación de $10.000. “Ese 5% puede hacer variar las mediciones”, reconoció. En cuanto a la comparativa con los años anteriores, la pobreza disminuyó en 2021 a nivel provincial respecto a los dos años anteriores. El semestre pasado fue de 41,1%, contra 42,4% de 2020 y 42,1% de 2019. En 2018 había sido de 36,2%, según cálculos de la DEIE.

La polémica se había desatado a inicios de abril, cuando Suarez, tras conocer el dato de Indec, se quejó: “Esperamos que las instituciones sean serias y que no se distorsione la información por cuestiones políticas”, había expresado el gobernador. También había mencionado que le llamaba la atención el aumento de pobreza pese al crecimiento del empleo en la provincia: “Algunos datos resultan contradictorios en sí mismos”.

Al respecto, Biffi admitió que se “abrieron interrogantes tras la publicación de Indec”. Respecto a la contradicción entre aumento de empleo y de pobreza al mismo tiempo, el titular de la DEIE dijo que se está revisando ese cálculo en relación a otras regiones. “Si el parámetro de Indec es correcto, en realidad el problema es más grande: significa que hay aglomerados que generan empleo y otros después reparten la recaudación que generan”. concluyó.

Dejá tu comentario