A días de autorizar la apertura de cafés, Mar del Plata registra récord de activos

Nacional

El municipio costero presentó la mayor cantidad de activos desde que empezó la pandemia. Pese a que los casos no están directamente relacionados con la prueba piloto local, la creciente suba podría llevar al intendente a dar marcha atrás con una medida que aumenta la circulación local.

Mar del Plata vivió ayer su lunes negro. Con cinco casos positivos confirmados en las últimas horas, la ciudad costera alcanzó su récord de activos que ya suma 14. Además, hay más de 15 casos sospechosos que esperan el resultado de sus hisopados, al igual que los familiares de una mujer fallecida. Desde que comenzó la pandemia ya son 58 las personas contagiadas de Covid-19.

Cuatro de los positivos están internados en el Hospital Houssay, que en las últimas horas debió aislar a 20 trabajadore y restringir su actividad, y tuvieron contacto estrecho con un enfermero que confirmó su cuadro cinco días atrás. La quinta afectada está alojada en la Clínica 25 de Mayo

Los números exponen una situación que alerta a las autoridades locales que, hasta hace pocos días, se ilusionaban con la posibilidad de ingresar en la Fase 5 por registrar al menos dos semanas sin casos comunitarios.

Mardel.jpg
Mar del Plata registra 14 activos al día de hoy.

Mar del Plata registra 14 activos al día de hoy.

Pese a que los casos no están directamente relacionados a la apertura de cafés que el municipio puso en marcha el viernes pasado sin aval de la Provincia, habrá que ver de qué manera actúa el intendente Guillermo Montenegro ante este nuevo cuadro de situación epidemiológica ya que la circulación en la ciudad aumentó. En ese sentido, el jefe comunal de Juntos por el Cambio siempre dejó en claro que ante una eventual situación adversa sería el primero en dar marcha atrás.

Ratifica lo que venimos diciendo desde siempre. Si levantás la circulación es inevitable que empiecen a subir los casos. Lo interesante es tener la capacidad para mitigar los focos. Mar del Plata tiene capacidad para contener, pero si se les va de la mano tendrán que retroceder de fase”, aseguran fuentes del Ministerio de Salud bonaerense. Y agregan que “establecimos un criterio de fases basados en muchas variables. Pero hay intendentes que toman decisiones propias y a la larga se equivocan. Como ha pasado en Olavarría”.

Dentro del contexto sanitario que vive la el municipio, el pulso político vuelve a subir. Y razones no faltan. Más allá de la buena relación que mantiene el intendente con el gobernador Axel Kicillof, en la Provincia no están contentos con la forma en la que está actuando el jefe municipal. “Montenegro responde a la presión empresarial. Pero todos tenemos presiones desde distintos sectores. La situación en Mar del Plata es compleja, pero ayer el gobernador presentó un ATP para los bonaerenses y un fondo que va a estar destinado a turismo y cultura, donde Mar del Plata va a ser una de las principales beneficiadas”, asegura una fuente del ejecutivo provincial.

Entre las medidas que anunció el gobernador aparece la implementación de un fondo de 300 millones de pesos para la cultura y el turismo que será repartido entre los 135 distritos bonaerenses. Además, el Ministerio de Trabajo dispondrá de otro fondo de 500 millones de pesos para ayudar con el 50 por ciento del pago de salarios (en el mínimo vital y móvil) por un plazo de tres meses.

Sumado a esto, el diputado provincial de Juntos por el Cambio, Daniel Lipovetzky, prepara una iniciativa para declarar la emergencia en el sector gastronómico para, de esta forma, contener la situación particular de este rubro.

En este escenario, la cuerda política vuelve a tensarse. Y si la situación epidemiológica sigue su curva ascendente a nivel local, la Provincia dejará de lado su rol permisivo en relación a la actitud que tomó el distrito con la prueba piloto para la apertura de cafés, una actividad que no está habilitada por decreto nacional para las localidades que se encuentran en Fase 4, como Mar del Plata, pero que Montenegro decidió activar a través de un decreto local que contó con la recomendación de la Comisión Especial de Reactivación Económica del Concejo Deliberante.

La acción de Mar del Plata sienta un precedente de riesgo. Se sabe, los intendentes son los que mejor conocen la situación de cada distrito. Pero la pregunta que surge es ¿hasta qué punto pueden pasar por alto una decisión de índole nacional?

La situación local es crítica. Hay bares y restaurantes que debieron cerrar sus puertas luego de muchos años. Un escenario que la ciudad también atravesó sin pandemia de por medio cuando en los primeros seis meses de 2017 cerraron 60 locales gastronómicos por la caída de consumo, el impacto del aumento de los servicios y el valor de los alquileres. Y que volvió a ganar fuerza cuando el 2018 empezó con 20 por ciento de locales menos que el año anterior. Hoy la Fonte D Oro, Montecatini y otros emblemas locales atraviesan una situación compleja para un rubro del que dependen más de 20 mil personas.

Ahora, lo que resta saber es qué decisión tomará el intendente Montenegro ante este nuevo cuadro de situación epidemiológica. ¿Seguirán abiertos los cafés? Habrá que esperar al viernes.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario