Mendoza esquiva vencimiento de u$s25 millones y acelera reperfilamiento de su deuda

Nacional

La postergación del pago está en el marco de la negociación que el gobierno de Rodolfo Suarez abrió días atrás con tenedores de títulos internacionales.

Encuadrado en la extensión del plazo hasta el 26 de junio para sumarse a la propuesta de renegociación de deuda elevada por el Gobierno de Mendoza, la administración del radical Rodolfo Suarez no hará frente a un vencimiento de u$s 25 millones, cuyo período de gracia expira mañana.

Se trata de la octava cuota del PMY24, que venció el pasado 19 de mayo, tras lo cual se abrió un plazo de gracia que concluye mañana.

Sin embargo, y en línea con un escenario que también atraviesa el bonaerense Axel Kicillof, en el Ejecutivo cuyano enfatizan que ese título está incluído en el paquete de negociación con los tenedores, extendido el pasado martes por diez días.

Bajo ese escenario, el ministro de Hacienda y Finanzas mendocino, Lisandro Nieri, sostuvo -en diálogo con Los Andes- que si bien “hay una cesación de pagos y técnicamente existe el default, se da en un contexto donde hay una oferta sobre la mesa y comunicaciones para llegar a una refinanciación”.

La oferta desplegada ante los bonistas contempla trasladar el vencimiento de 2024 a 2029 y bajar la tasa de interés del 8% al 4% anual. Además, contempla liberar a Mendoza del pago de los cupones de intereses, tanto del que venció en mayo -y no se pagará mañana- como los de noviembre de 2020, mayo de 2021 y noviembre de 2021.

“La intención es que la provincia pague en función de sus capacidades”, dijo Nieri, tras detallar la propuesta. El funcionario de Suarez afirmó que buscarán cambiar las condiciones de pago del bono PMJ21, emitido en junio de 2017, por unos $ 5.200 millones con vencimiento en 2021, y el PMY24 de u$s500 millones, sobre el que se activó el plazo de gracia.

“Está bastante atomizado, mucho retail, banca privada, fondos pequeños. Damos una extensión de plazo para seguir con proceso de identificación de los tenedores y continuar el dialogo para explicar la situación argentina general y de Mendoza particular”, señaló Nieri esta semana a Ámbito.

El ministro mendocino advirtió que “la situación es muy distinta a la que se preveía en 2016, cuando se colocó el bono” y que los problemas son de largo plazo, ya que exceden la pandemia.

“Con seguridad Mendoza tendrá dificultades para acceder al financiamiento para afrontar los vencimientos. Tenemos que contar bien claro esta situación”, dijo Nieri a este medio.

En ese sentido, recordó el antecedente de 2004 con el Bono Aconcagua. “Dejamos de pagar el cupón pero pusimos sobre la mesa una oferta y logramos un canje que nos permitió en 2018 cancelarlo en su totalidad”, dijo.

La caída del precio del barril del petróleo, la paralización del turismo y el desplome de la recaudación pusieron en aprietos las cuentas de Mendoza, que decidió postergar pagos de aguinaldo a estatales.

Temas

Dejá tu comentario