El PRO pactó con el FdT la designación de Thea para el Tribunal de Cuentas y dinamitó Juntos

Nacional

La interna del partido amarillo a nivel nacional tiene su correlato en Buenos Aires y provoca roces con el resto de los socios de la coalición opositora. "Más que halcones o palomas, parecemos pavos reales", aseguró un senador.

La doble sesión del ayer en la Legislatura bonaerense sirvió no solo para terminar de acomodar algunos cargos pendientes sino también para corroborar las fuertes diferencias internas que tiene el PRO en la Provincia como reflejo inmediato de la puja nacional.

Como parte de un acuerdo entre el Frente de Todos y una parte mayoritario de la oposición, la Legislatura aprobó las designaciones que quedaban por completar en el Tribunal de Cuentas, el BAPRO y también en la Defensoría del Pueblo.

Se trató de un pacto que ya venía sellado entre el jefe el Gabinete, Martín Insaurralde, y el entonces interlocutor del PRO (ya corrido de ese rol), el intendente de Lanús, Néstor Grindetti. Sin embargo, tras la intromisión del expresidente Mauricio Macri y de la exgobernadora María Eugenia Vidal, quien según pudo averiguar este medio, llamaron a embarrar el acuerdo, desde un sector del partido amarillo decidieron reabrir la discusión para poder sacar una ventaja a favor.

Fue así que desde el Senado bonaerense se le terminó de dar curso al pliego del exsecretario general de la Provincia, Federico Thea, como nuevo presidente del Tribunal de Cuentas. Un triunfo de peso para el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, que será auditado por un hombre de su riñón, quien hasta hace poco ocupó el cargo de secretario general provincial.

Pese a que Insaurralde y Sergio Massa lograron meter sus vocales, como parte del equilibrio de fuerzas del Frente de Todos, la puja en la vereda de enfrente se puso más picante. Finalmente, Grindetti y Vidal pusieron poner sus delfines y ahora Thea tendrá cuatro vocales que acompañarán su presidencia.

Venas abiertas

El resultado final de este acuerdo entre el Frente de Todos y el PRO impactó de lleno en Juntos y dinamitó la coalición al punto que dos representantes del peronismo republicano, Joaquín de la Torre y Claudia Rucci, y el referente de la Coalición Cívica, Andrés de Leo, tomaron la decisión de votar en contra de dicho acuerdo.

Fue tan fuerte el golpe interno que De la Torre renunció a la vicepresidencia segunda del Senado bonaerense en rechazo al acuerdo entre Juntosy el FdT. El legislador manifestó “diferencias internas ” en la oposición que contrastan con los entendimientos entre su fuerza y el Frente de Todos para aprobar un conjunto de cargos en organismos de control. “ Esto es buscar privilegios a espaldas de la gente. Así más que halcones o palomas parecemos pavos reales ”, disparó De la Torre.

de la torre.jpg

La razón de mi renuncia es sencilla: no podemos entregarle al kirchnerismo el Tribunal de Cuentas de manera vitalicia a cambio de un par de cargos para Juntos ”, añadió a través de su cuenta oficial de Twitter.

La renuncia del exintendente de San Miguel expuso aún más ya no solo las diferencias del PRO puertas adentro sino también lo que esto provoco con los socios de Juntos. El senador siente que no puede ser autoridad ni representar a la alianza opositora en un momento de tanta disidencia. “Las diferencias son de la conducción de (Christian) Gribaudo para abajo ”, le dijeron a este medio fuentes legislativas.

En diálogo con Ámbito, el senador bonaerense de la Coalición Cívica, Andrés de Leo, diferenció su voto negativo con el de su par peronista. “Joaquín me había anunciado que iba renunciar a la vicepresidencia. Pero pese a que el sentido del voto es el mismo, el planteo es diferente. No hay equidistancia para que Thea sea quien controle al gobierno provincial. Se votó pensando cuál va a ser la representación de la oposición en vez de pensando a quién estamos poniendo al frente de un organismo ”.

Y sobre las diferencias en el PRO agregó que “queda claro que evidentemente las cuestiones internas del PRO están generando situaciones hacia los socios. Tiene que haber un reordenamiento. En la Provincia siempre hubo un modelo exitoso y funcionamos y articulamos diferencias que hemos sabido salvar. Pero me parece que es importante que el PRO se acomode hacia adentro”.

Desde un sector del partido amarillo buscan tensar la cuerda por pedido expreso de Macri y Vidal, algo que aquellos que hoy se muestran cercanos al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, prefieren evitar.

Lo que queda claro es que las diferencias nacionales impactan también en la Provincia. Y desde un sector buscan terminar con la temporada de consensos porque, según le dijeron a este diario, “el status quo beneficia a Larreta ”.

Más designaciones

En el directorio del Banco Provincia fueron nombrados el exlegislador tandilense Carlos Fernández por el radicalismo; el exministro de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Bruno Screnci, propuesto por el larretismo; y el exdiputado bonaerense, Santiago Nardelli, por el sector del PRO bahiense.

Mientras que para la Defensoría del Pueblo llegaron el radical Marcelo Honores; por el ritondismo, Luis María Felipe Ferella; Martín Ignacio Brignoli, y Ángel García, de Mayra Mendoza.

Dejá tu comentario