Reclamo mapuche: cortocircuito entre Río Negro y la Casa Rosada

Nacional

Buscarán este lunes acercar posiciones la gobernadora y la ministra de Seguridad. Primeras tensiones en la sociedad entre oficialismo rionegrino y el Gobierno nacional. Duras expresiones de Weretilneck.

La gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, se reunirá este lunes con la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, para buscar una solución de fondo al conflicto de Villa Mascardi, en las cercanías de Bariloche, donde una comunidad mapuche reclama la propiedad de las tierras pero con hechos de violencia que este fin de semana volvieron a poner tensión con los vecinos de la zona.

La denuncia penal en la Justicia Federal que realizó Frederic contra los manifestantes que el sábado protestaron contra los ataques a pedreadas y quemas de cabañas realizadas por la comunidad Lafken Winkul Mapu causó malestar en la administración de Juntos Somos Río Negro (JSRN), hasta aquí un sello aliado al Gobierno nacional de Alberto Fernández. Sin embargo, la denuncia (leída por los vecinos como un aval a los mapuches), sumado a algunos tironeos por la emergencia nacional turística (pedida por Río Negro, eludida por Nación) interpone las primeras discordias y miradas de reojo en tiempos donde el 2021 electoral también asoma en el horizonte. Algo brumoso por la pandemia, aunque visible a lo lejos. Una arena donde la única oposición de volumen a JSRN en la provincia es el peronismo.

La comunidad mapuche no está registrada como tal en el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) que tiene al frente a la rionegrina Magdalena Odarda, excompañera de fórmula de Martín Soria en las últimas elecciones en representación del PJ (otro condimento que cruza la política local). Esa informalidad pone de relieve una cuestión que entrelaza reclamos legítimos e institucionalizados con otros más difusos, y que también atañen zonas de la formación Vaca Muerta, en Neuquén. Tierras, en ambos casos, de alto valor económico.

El grupo Lafken Winkul Mapu tomó posesión de un predio de unas seis hectáreas ubicadas dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi, y busca los títulos de las tierras. Al ser propiedad del Estado nacional, el gobierno provincial tiene un rol de veedor en el conflicto, ya que la resolución corresponde a la Casa Rosada. Pero los ataques con piedras en las últimas semanas, sumados a la quema de cabañas como parte de los reclamos, dejó al gobierno provincial obligado a interceder. A través de la custodia policial, en primer término; para evitar enfrentamientos que hagan escalar el enfrentamiento, en segundo lugar; y, ahora, para pedirle a Nación que acelere las respuestas.

En el entorno de Carreras destacan que Nación envió funcionarios a relevar los pedidos de la comunidad mapuche, con un compromiso que no tuvo la gestión Cambiemos. “Está bien que el Gobierno haya venido al territorio, pero se necesita una respuesta, porque los barilochenses están cansados”, dijeron en despachos provinciales a Ámbito. “Los mapuches bajan de la montaña, tiran piedras y regresan a esconderse”, agregaron. Los episodios son difíciles de frenar, porque se tratan de delitos menores, pero en la suma desembocaron en la marcha del sábado. Incluso, la comunidad dio ayer un paso más al emitir un comunicado en el que llama a “defender de la manera que consideren pertinente el territorio. Dejando en claro que no habrá ninguna ofensa sin respuestas”.

La gobernadora, oriunda de Bariloche, fue hasta la manifestación y explicó a los vecinos por qué les impidió avanzar hasta el epicentro de Villa Mascardi. “No podemos apagar el fuego con nafta”, les dijo, y se comprometió a volver para informarles sobre los resultados de la reunión con Frederic.

Lo cierto es que la denuncia de la ministra no cayó bien en Río Negro. Y quien lo puso en palabras fue el exgobernador Alberto Weretilneck, líder de JSRN y mentor de Carreras. El actual senador nacional dijo que la denuncia contra quienes “se manifestaron pacíficamente (...) es la validación de una política que significa que en la Argentina de hoy el Estado te reconoce más por violar la Constitución y las leyes que por cumplirlas”. “Este conflicto tiene su inspiración y modelo en el conflicto que se da en la Araucanía Chilena, de enorme gravedad en todos los aspectos, con pérdidas de vidas, violencia y alto costo económico. Aquí roban, destrozan, queman, amenazan y lesionan a la gente de la Villa Mascardi y a quienes transitan por la Ruta Nacional 40”, agregó el exmandatario, quien le reclamó a Frederic “mayor presencia del Estado Nacional” y “una urgente solución a este conflicto”.

Dejá tu comentario