Con una empresa local a la cabeza, los autos eléctricos pisan fuerte en China

Negocios

BYD fue la marca de autos más vendida en China en las primeras cuatro semanas de noviembre. Tesla duplicó sus ventas en el país.

BYD fue la marca de autos más vendida en China en las primeras cuatro semanas de noviembre, según datos de corredurías, superando a Volkswagen en un giro que pone de manifiesto la presión sobre las firmas tradicionales en el mayor mercado de vehículos del mundo.

Las ventas al por menor de Tesla en China también casi se duplicaron en noviembre, con respecto al año anterior, después de que el fabricante de vehículos estadounidense redujera los precios y ofreciera incentivos en su Modelo 3 y Modelo Y, mostraron los datos de China Merchants Bank International (CMBI).

Las ventas al por menor de BYD ascendieron a 152.863 vehículos entre el 1 y el 27 de noviembre, registrando un aumento de casi el 83% en el promedio de ventas diarias en comparación con el mismo período del año anterior, según los datos.

La cifra de BYD fue superior a las ventas al por menor de Volkswagen, 143.602, y a las de Toyota Motor Corp,, 115.272, que fueron un 0,3% y un 0,5% inferiores, respectivamente, en términos interanuales.

Sin embargo, el grupo Volkswagen AG siguió vendiendo más que BYD, si se incluyen las 36.847 unidades vendidas bajo la marca Audi.

Si la tendencia de las ventas al por menor se mantiene durante todo el mes, sería la primera vez que BYD, que empezó a fabricar coches en 2003, encabeza las listas de ventas en China y la primera vez que una empresa con una línea de híbridos enchufables y vehículos eléctricos puros (VE) lidera las listas.

Los fabricantes de autos se preparan para un mayor declive del mercado chino, ya que consideran que el efecto de los incentivos está disminuyendo y que las políticas de cero emisiones de CO2 del país han alejado a los consumidores de las salas de exposición y han influido en la confianza mientras la economía se desacelera.

Stellantis dijo en octubre que su empresa conjunta Jeep en China se declararía en quiebra, el primer fracaso de una marca extranjera en la era de los vehículos eléctricos.

Otras marcas consolidadas, como Volkswagen, General Motors , Ford y Hyundai, han visto caer el uso de plantas en China entre 30 y más de 50 puntos porcentuales en los últimos cinco años.

Temas

Dejá tu comentario